Sfera sigue los pasos de Inditex y Mango para vender más

stop

La división de moda juvenil de El Corte Inglés pide colecciones más reducidas

Colección 2013-2014 de Sfera

26 de enero de 2014 (19:30 CET)

Se respira un cambio de aires en El Corte Inglés. La entrada de Dimas Gimeno, sobrino del presidente del grupo, Isidoro Álvarez (1975), ha introducido savia nueva en una dirección septuagenaria y octogenaria. El nuevo director general de la compañía quiere modernizar el gigante de distribución.  Por el momento, ha centrado el foco en su enseña de moda juvenil, Sfera.

La compañía quiere potenciar sus tiendas imitando modelos de negocio de éxito como Inditex y Mango. Tal y como reconoce el secretario de acción sindical de Fasga --uno de los dos sindicatos mayoritarios--, José Luis Estévez, El Corte Inglés se está decantando por “una política de comprar colecciones más cortas y rotativas”.

Modelo más dinámico

Para Estévez, la nueva dirección tiene mucho que ver en la estrategia comercial que desde hace un año prueban en Sfera. El Corte Inglés siempre se ha caracterizado por realizar grandes pedidos de una misma colección. Proporcionar una oferta ilimitada de tallas se había convertido en parte de su enseña.

Ahora, en centros de Madrid, Zaragoza o Valladolid, se está dejando atrás un modelo y se opta por pedir colecciones más reducidas para trasladar una sensación de dinamismo en las tiendas. Es decir, imitar el modelo de marcas como Zara o Stradivarius, del grupo Inditex, donde hay una mayor rotación de las colecciones.

Logística y almacenamiento

No sólo se trata de una cuestión de dinamismo en los establecimientos. También se busca ahorrar costes, ya que no se venden todas las prendas y el almacenamiento o logística acarrean costes que se podrían evitar.

Los trabajadores reciben una formación para adecuarse a los cambios que pide la nueva dirección. “Se les enseña desde cómo almacenar hasta cómo hacer los nuevos pedidos o mostrar las prendas en tiendas”, añade el representante sindical.

La marca de moda juvenil y femenina facturó en 2012 el 9,4% más hasta alcanzar los 135,4 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad