Sun Capital y HIG entran en la puja por Establiments Miró

stop

CONCURSO DE ACREEDORES

Una de las 141 tiendas de Miró

09 de junio de 2014 (00:27 CET)

La venta de Establiments Miró ha levantado el interés de todo el sector. En total, la administración concursal y el juzgado mercantil número 1 de Barcelona cuentan con seis ofertas sobre la mesa. Hasta ahora, han trascendido las apuestas de un grupo de ex directivos para quedarse con la compañía; la del fondo Apac; y la del grupo portugués Worten. A estos, hay que sumar dos nuevos fondos: Sun Capital y HIG.

La administración concursal, ejercida por Vicente Estrada y Antonio Carreño, debe valorar ahora cuál de ellas ofrece mejor oferta económica y continuidad de los puestos de trabajo. Los planes de cada los aspirantes difieren entre ellos. Se da la situación que incluso la marca Establiments Miró podría llegar a desaparecer.

Los fondos

Sun Capital es un fondo de capital riesgo norteamericano. En España, ha realizado varias operaciones en los últimos años como la compra de Famosa o DB Apparel Spain, fabricante de Abanderado y Wonderbra. También ha sido aspirante para quedarse con otras firmas en dificultades como fue el caso de Orizonia.

Por su parte, HIG es otro fondo norteamericano que también ha tenido presencia en operaciones recientes en España. Sin ir más lejos, protagonizó la primera gran venta de la Sareb el pasado mes de agosto, cuando compró por 50 millones de euros el 50% de casi 1.000 viviendas. O en veranod e 2013, cuando compró el departamento audiovisual de Vértice (VSA) por 20 millones de euros.

Las otras ofertas

Otra fondo de inversión, Abac, también se ha presentado a la puja mediante la firma Goloso Investments. Propone adquirir la totalidad de las existencias, las marcas, derechos de propiedad intelectual, software, dominios web y el activo corriente y no corriente de Miró. También se compromete ha mantener los 566 puestos de trabajo de la cadena.

Además de estos tres fondos, existe una oferta presentada por directivos de la propia Miró, liderados por el actual responsable financiero, Andrés Vidaller; otra presenta por el grupo portugués Worten, que podría seguir creciendo en España como ya hizo con la adquisicón de PC City en 2009; y una cuarta oferta de un fondo de inversión.

El concurso de acreedores

La empresa catalana volvió a caer en concurso de acreedores al no poder cumplir los términos del convenio alcanzado a finales de 2011. La firma contaba entonces con un pasivo de 282 millones de euros. No obstante, se ha visto incapaz de cumplir con los plazos fijados.

Por su parte, Francesc Miró, fundador de la compañía, fue declarado culpable de la quiebra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad