Tecnología e innovación catalanas en Silicon Valley

stop

Ocho pymes innovadoras atraviesan el Atlántico y se instalan con éxito en el principal cluster tecnológico del mundo gracias a un área de aterrizaje empresarial de la Generalitat

Silicon Valley

30 de octubre de 2010 (09:39 CET)

Silicon Valley (California) es un gran polo mundial de creatividad, emprendeduría e innovación. Concentra 36 de las 100 grandes empresas de tecnología mundiales, en este lugar se generan el 10% de las patentes de los Estados Unidos y atrae más del 30% del capital riesgo del país. Son unas magnitudes que por su importancia, y en plena crisis, pueden ofrecer una oportunidad de crecimiento en las empresas catalanas de base tecnológica.

"Cuando hablamos de innovación, internacionalización y atracción de inversiones, este contexto es indudablemente muy importante para Cataluña", asegura Diego Guri, director del Centro de Internacionalización Empresarial de ACC1Ó - la agencia catalana de apoyo a la empresa del departamento de Industria de la Generalitat -.

Actualmente, en Cataluña hay un gran número de empresas de base tecnológica, como resultado, según ACC1Ó, de la fuerte inversión en I D i de los últimos años. La agencia pública asegura que el crecimiento y sostenimiento de estas pymes depende directamente de la internacionalización. El valor de estas empresas no depende principalmente de la comercialización, "sino que las relaciones con otras compañías, la financiación, la creatividad y la innovación son elementos vitales", destaca Guri describiendo la complejidad de esta realidad.

Con la intención de generar oportunidades de crecimiento en Silicon Valley para las empresas innovadoras, hace 18 meses, ACC1Ó inauguró, en la ciudad de San José, el área de aterrizaje empresarial Catalonia Enterprise Landing Area donde, una vez finalizada la primera fase del proyecto, ocho pymes catalanas se han instalado con éxito y donde dos más lo harán a partir de diciembre.

Salir del banquillo

Silicon Valley emplea a casi 400.000 personas en sectores relacionados con la innovación, el 38% de las cuales no nacieron en Estados Unidos. Diego Guri está convencido de que "trabajar en Silicon Valley quiere decir estar en primera división", y que "facilitar a las empresas catalanas presentes 'en primera' es un objetivo, pero aún hay un paso más, y es que éstas no se queden en el banquillo ".

Este espíritu es lo que hace que la Catalonia Enterprise Landing Area sea "única" es el proceso de conversión y adaptación con el que se trabaja. "Pretendemos que las empresas catalanas no sólo estén presentes, sino también que se integren en todas las áreas de innovación, emprendimiento y creatividad, y sea un camino constante en doble dirección entre Cataluña y Silicon Valley", según Guri.

Con estos criterios, la primera fase ha conseguido incorporar al proceso cinco pymes del sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), dos del de energías alternativas y una consultora. La crisis económica ha influido en el retraso de dos empresas más que, a pesar de haber completado la fase de planificación, se han quedado a un paso del aterrizaje. La buena noticia es que ambas están resolviendo los problemas con éxito y se las espera entre diciembre y enero.

Inle Corporation es una de las firmas instaladas en la Catalonina Enterprise Landing Area. Fundada en 2003 y con una facturación anual de 3,6 millones de euros (5 millones de dólares), la asesoría catalana aprovecha el espacio de aterrizaje en Silicon Valley para consolidar su presencia física en el cluster tecnológico y, por tanto, para hacer más estrechos unos contactos con las empresas de la zona que se remontan al año 2003. El fundador de Inle, Xavier Simón, valora la experiencia de su compañía en el área de aterrizaje empresarial como "excelente". Destaca, principalmente, la profesionalidad del equipo humano que está al cargo y que tiene "vocación de ayuda y de facilitar nuestro trabajo aconsejándonos con mucho sentido común", explica, en Economía Digital, Simón.

Dificultades

La financiación de los costes de desarrollo estratégico y expansión son el obstáculo principal de las empresas llegadas en Silicon Valley. Sufren por el periodo de tiempo en que la empresa en Estados Unidos no genera suficientes ingresos y debe financiar las operaciones mediante inversión directa. Aunque la crisis ha sido un factor influyente, este es, según Diego Guri, "un hecho habitual que resolvemos aplicando alternativas a través del apoyo continuo que les prestamos".

Esta no es la única barrera a superar para que, como destaca Xavier Simón, "las dificultades van apareciendo a medida que vas avanzando, y normalmente empiezan con tus propias limitaciones". A todo ello hay que añadir las particularidades, según la experiencia de Simón, "de un mercado muy competitivo donde tienes que aportar valor añadido continuamente con un equipo preparado para ser lo suficientemente rápido y flexible en función de los constantes cambios que pide el cliente del Silicon Valley ".

Colaboración internacional

El área catalana de aterrizaje empresarial en Silicon Valley es fruto de la ampliación del acuerdo de colaboración ya existente entre ACC1Ó y la incubadora US Market Access Center del grupo de incubadoras del Ayuntamiento de San José (California ). El acuerdo incluye seis espacios de bajo coste exclusivos para las pymes catalanas, con todos los beneficios fiscales y accesos a infraestructuras. ACC1Ó ha confirmado a Economía Digital que se plantea reforzar próximamente su presencia en Silicon Valley para potenciar el acompañamiento que hacen a las pymes catalanas, especialmente en aquellos sectores que dependen directamente del sector público, como el de las energías alternativas o las licitaciones públicas .
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad