Toshiba recortará 3.000 empleos de la división de televisión

stop

El grupo japonés cerrará factorías y dejará de vender producto en mercados que no sean rentables

30 de septiembre de 2013 (12:24 CET)

Toshiba ha iniciado una profunda reestructuración en su división de televisión. El fabricante japonés ha anunciado este lunes que prevé recortar el 50% de la plantilla de esta actividad, lo que supone el despido de unas 3.000 personas en todo el mundo.

La multinacional cerrará dos de sus tres fábricas de televisores en el extranjero (tiene centros de trabajo en el Reino Unido, Polonia y China) y excluirá factorías de joint ventures. El plan de reestructuración también prevé dejar de vender productos en regiones que no son rentables y centrarse en mercados emergentes como Asia, Oriente Próximo y África.

Fábrica de Japón

En los próximos meses, Toshiba reasignará sus recursos en los productos que espera que tengan mayor recorrido. Centralizará la producción y se dedicará a los modelos de pantallas de grandes dimensiones y los que ofrecen servicios en el nube, según ha informado en un comunicado.

La multinacional potenciará su factoría de televisores en Japón en detrimento del resto de centros de trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad