Toyota también mete la pata y tendrá que revisar 6,5 millones de coches por un fallo en las ventanillas

stop

¿Qué les pasa a los gigantes del automóvil?

Un concesionario Toyota

21 de octubre de 2015 (09:20 CET)

El fabricante japonés de coches Toyota es el gran rival del grupo Volkswagen por el liderazgo del sector. Y como el grupo alemán, también tendrá que revisar millones de coches. Eso sí, se trata aparentemente de una avería, no de un fraude. Toyota llamará a revisión a 6,5 millones de vehículos en todo el mundo por una avería en el sistema para la apertura automática de las ventanillas.

La compañía nipona ha informado este miércoles de este problema entre las ventanillas, que afecta a la mayoría de su gama. Entre otros, tendrá que revisar sus modelos Corolla, Yaris, Camry, Rav 4, Highlander y Auris.

Alrededor de 1,2 millones de unidades corresponden al mercado europeo, 2,7 millones a Norteamérica, y unas 600.000 a Japón, según precisó la compañía en un correo electrónico.

Puede provocar un incendio

La avería, que puede hacer que los botones para la apertura de ventanillas del lado del conductor se recalienten e incluso puedan llegar a provocar un incendio, afecta a modelos producidos entre agosto de 2005 y agosto de 2006 y enero de 2009 y diciembre de 2010.

A día de hoy Toyota no tiene constancia de ningún accidente en carretera por culpa de este fallo, aunque sí ha recibido una reclamación de un caso en Estados Unidos en el que un ocupante sufrió quemaduras en una mano.

También se han conocido 11 casos –siete de los cuales tuvieron lugar en el mercado norteamericano y dos en Europa– en los que los botones de las ventanillas o el revestimiento de las puertas se quemaron por efecto de la avería.

Falta de lubricante

El desperfecto vendría producido por la aplicación insuficiente de un lubricante que protege componentes internos del calor. Toyota ha explicado que los concesionarios inspeccionarán el panel de controles y aplicarán nuevamente dicho lubricante para proteger el sistema, operación que lleva aproximadamente 45 minutos.

Si el panel continúa funcionando de manera incorrecta, procederán a reemplazar un circuito interno, lo que conllevará otros 45 minutos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad