Imagen de archivo del barrio tecnológico de Barcelona, el 22@

Tres claves para conseguir que España se convierta en un 'hub' de startups

stop

El fundador de eDreams, Mauricio Prieto, analiza el futuro de España como meca del emprendimiento

Barcelona, 19 de septiembre de 2018 (12:13 CET)

Es impulsor y artífice de la primera salida a bolsa de una startup española. Allá, por el año 2000, Mauricio Prieto cofundó eDreams en Silicon Valley. Con sede también en Barcelona, esta startup se convertiría, más tarde, en una de las agencias de viaje online más importantes del mundo y compartiría podio con nombres como Expedia o Booking.com. 

El cofundador de eDreams y, ahora, inversor de empresas como Beabloo, ReviewRank, Krush, Scripted, EyeOS o Minube, tiene claro que Barcelona se está convirtiendo en un hub de startups de carácter mundial y analiza cuáles son los elementos que subyacen a todos estas ciudades emprendedoras.

Hay una tendencia a la descentralización de la creación de startups

Toda esta conversación se produce, además, cuando la cifra de startups unicornio (empresas tecnológicas que superan un valor de 1.000 millones de dólares) que procedían de Silicon Valley cae del 56% en 2013 al 21% en el último año. Una tendencia que, en todo caso, apunta a una descentralización de la creación de startups hacia otras ciudades.

El cofundador de la web de búsqueda de vuelos, que ha superado los 500 millones de euros de facturación en el último ejercicio de 2018, ha desvelado las tres claves necesarias para que una ciudad se convierta en epicentro de emprendimiento de éxito y seguir los pasos de Silicon Valley. 

El círculo virtuoso: el éxito llama al éxito

Una de los elementos cruciales es que llegue a crearse un círculo virtuoso de startups exitosas. En concreto, el círculo virtuoso californiano tuvo como semilla la empresa Fairchild. Dos de sus empleados, Robert Noyce y Gordon Moore, decidieron abandonar la empresa y fundar la suya propia: así nació Intel.

A partir de aquí se creó una “red de hasta 92 start ups de éxito” y lo hizo a partir de una dinámica sencilla: eran exempleados de otras compañías de éxito de Silicon Valley, apuntó el cofundador de eDreams.

El círculo vicioso implica que una empresa de éxito llama a otra a unirse

Y es que a lo que se refiere Prieto es a cómo Noyce, más tarde, aconsejaría a un Steve Jobs que fundaría Apple; o a un joven Zuckerberg, que daría luz a la popular red social Facebook.

También el exempleado de Fairchild, Don Valentine, ha tenido mucho que ver. Se convirtió no sólo en emprendedor de éxito al fundar National Semiconductor, sino que se encontraría entre los primeros inversores de Jobs, también de los gigantes Google o Cisco, Netscape o Paypal. “El éxito llama al éxito, dijo Prieto durante el Business Break Lunch que organizado por el Barcelona Tech City

La torre Agbar, en Barcelona

Imagen aérea del barrio tecnológico de Barcelona, el 22@ | PxHere

Al final, este círculo virtuoso consiste en que los trabajadores de una empresa creen su propia empresa de éxito y así sucesivamente. A esto se refiere el mexicano que asegura que de las filas de eDreams han salido más de 50 startups creadas por los empleados. La mayoría de ellas se encuentran, precisamente, en Barcelona (donde la empresa tiene su sede).

Aun resaltando el potencial de la ciudad como hub de emprendimiento, Prieto advirtió que queda mucho camino por andar y que no será posible seguir sin el apoyo de las administraciones, a quienes Prieto insta a crear un marco legislativo favorable para start ups.

Universidades y talento

Otra de las claves, apuntó el directivo, es tener una red de universidades de calidad, especialmente en el ámbito de las ingenierías. Un punto que, según Prieto, la ciudad condal cumple.

Si el ejecutivo pone de manifiesto la calidad de la formación universitaria también, apunta a una falta de mentalidad empresarial y emprendedora de los estudiantes. 

27180384216 3553a16f32 b
Imagen de archivo de la Universitat Pompeu Fabra | Flickr

Lo que viene a decir es que mientras que en el ecosistema startup de referencia, Silicon Valley, los universitarios desfilan por las facultades con la pretensión de montar su compañía propia al acabar la carrera, esta idea no ha florecido tanto en la mente del universitario español. 

Calidad de vida

Barceloneta (8870724057)
Imagen de archivo de la playa de Nova Icària de Barcelona | Wikimedia

Y el otro elemento común de toda metrópoli que se haya convertido en cuna de startups es la calidad de vida de la ciudad. En este sentido, parece que Barcelona poco o nada tiene que envidiarle a la meca del emprendimiento.

Este factor se convierte en un activo clave que promueve que emprendedores y trabajadores realmente quieran desplazarse a trabajar a esa ciudad. 

La conversación pendiente

Más allá de estas tres patas para tener un exitoso ecosistema de startups, el exdirectivo de eDreams aprovechó la ocasión para auspiciar un cambio en el modelo de emprendimiento: "el modelo que dio luz a las grandes multinacionales tecnológicas como Google, Facebook, Amazon, o Airbnb ya no es válido para la nueva ola de startups".

Según apunta Prieto, esa táctica de ir por libre sin tener en cuenta la regulación de los gobiernos y  de aprovechar el tirón de la viralidad que hicieron de las grandes tecnológicas lo que son hoy, ya no es una fórmula eficaz. Ahora, saber lidiar con la regulación se convertirá en un elemento fundamental. 

Noticia original de Business Insider. Autora: Lidia Montes

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad