Última palabra de HP: mantiene salarios sin garantías de empleo futuro

stop

Los trabajadoras votarán en asamblea si continúan con la huelga indefinida

06 de junio de 2013 (19:16 CET)

La dirección de Hewlett Packard (HP) ha rebajado el suflé del paquete de medidas que quería aplicar a la plantilla de dos sociedades del grupo, la de Outsourcing y la de Consultoría y Aplicaciones, que emplean a algo más de 2.000 trabajadores. Uno de los principales avances de la negociación con los sindicatos es que al final la compañía ha cedido en dos de los puntos clave: la rebaja salarial y el aumento de la jornada.

Al final HP no reducirá el sueldo de sus trabajadores y aumentará la jornada máxima anual a 1.780 horas, frente a las 1.750 horas fijadas hasta ahora. Esta nueva postura de la empresa supone reducir en 20 horas las 1.800 que había establecido inicialmente. Pero estos dos avances no han sido suficientes para acercar posturas con los representantes sindicales que exigían, además, otras condiciones.

Sin acercamiento


UGT y CCOO pedían, sobre todo, el mantenimiento de empleo, que la plantilla tuviese garantizado el trabajo en el futuro, aunque fuese durante un periodo determinado de tiempo de dos años. Pero la compañía no ha sido tan transigente en este sentido. Además, CGT pedía que directamente se retirase el artículo 41, en el que se inscriben estas modificaciones de las condiciones de trabajo.

Pero la propuesta final de la compañía también fija otros puntos como la supresión del incremento del IPC que estaba previsto que se le aplicara a parte de la plantilla y una distribución irregular de la jornada de un 10%, según apuntan los sindicatos.



*Imagen cedida por sindicatos

Fuentes cercanas a la dirección de HP aseguran que aunque las reuniones han terminado sin acuerdo lo que se va a aplicar a partir del próximo 1 de julio es la última propuesta que se ha puesto sobre la mesa. “Es razonable y sensata. El sector, en general, está siendo más duro”, detallan. La compañía ya ha notificado a los trabajadores este paquete de acciones.

Votaciones en los centros


Ahora la piedra vuelve a estar en el tejado de los sindicatos. Este viernes se han convocado asambleas en todos los centros afectados por esta iniciativa para que mediante votaciones sean los propios empleados los que decidan cuál será el siguiente movimiento que realizarán.

Las opciones se reducen a dos: o aceptar las nuevas condiciones que impone la empresa y acabar con los paros o mantener la huelga general que arrancó este lunes. A mediodía está previsto que se publiquen los resultados y, por consiguiente, la decisión del colectivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad