Un acuerdo sobre horarios desactiva la huelga encubierta de los conductores de trenes

stop

La Generalitat llegó a amenazar con cambiar de operador de Cercanías a causa del caos producido por el paro.

26 de enero de 2011 (23:01 CET)

Después de más de diez horas de negociaciones, Renfe, la operadora de Cercanías en Barcelona y el sindicato de maquinistas Semaf han llegado a un principio de acuerdo que implica la vuelta a la normalidad del servicio de transporte.

El pacto del que a última hora del viernes no había transcendido el contenido concreto, tiene como principal elemento una nueva regulación de los horarios de los conductores de trenes, según fuentes de la negociación.

El esfuerzo negociador se ha producido entre una situación de caos padecida durante tres días por los usuarios a causa de la huelga no declarada de los maquinistas. El descontento hizo que la Generalitat amenazase con cambiar de operador del servicio. Otros, como el concejal del PP, Alberto Fernández Díaz, han llegado a plantear que si no se encontraba otra solución se aplicasen medidas como la militarización de los conductores de trenes

Según ha informado la compañía, los trabajadores han aceptado las condiciones impuestas por la empresa acerca de los horarios de trabajo, que empezaron a funcionar el pasado domingo. Renfe ha insistido que el objetivo es que la empresa sea eficiente y productiva.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad