Un co-fundador de Facebook fracasa con la histórica revista 'The New Republic'

stop

Chris Hughes anuncia la venta de la publicación apenas cuatro años después de comprarla e invertir más de 20 millones

Chris Hughes pone a la venta 'The New Republic'

Portland (EEUU), 11 de enero de 2016 (22:35 CET)

Mientras a Mark Zuckerberg parece que las cosas le van bien en los negocios, no se puede decir lo mismo de otros responsables del nacimiento de Facebook. Es el caso de Chris Hughes.

Este joven empresario de 32 años se embarcó hace tan sólo cuatro en una aventura que no ha resultado tan exitosa como esperaba. El co-fundador de la conocida red social --que gestó junto con sus compañeros de habitación en Harvard, entre ellos Zuckerberg-- ha anunciado este lunes la venta de la histórica revista norteamericana The New Republic.

Desavenencias

Aunque Hughes tiene experiencia en el ámbito de la comunicación y fue coordinador de redes sociales durante la campaña de Barack Obama en 2008, ha fracasado en su intento de digitalizar esta conocida publicación. Algunos cambios no fueron siempre bienvenidos en The New Republic. La oposición de algunos trabajadores y de relevantes cargos de la revista al nuevo modelo de negocio, así como la complicada digitalización de la publicación han provocado este cambio de manos.

Más de 20 millones invertidos

Así lo ha anunciado este lunes Hughes. En una carta que ha enviado a la plantilla de la revista, el joven empresario explica las razones de la venta. "Compré esta empresa hace casi cuatro años para asegurar su supervivencia y darle el apoyo financiero para experimentar con nuevos modelos de negocio en un momento de gran cambio en los medios de comunicación. Después de invertir tiempo, energía y más de 20 millones de dólares, he llegado a la conclusión de que es el momento de un nuevo liderazgo y una nueva visión en The New Republic".

Una complicada transición 

Hughes admite que cuando adquirió la publicación subestimó la dificultad que supondría la digitalización de una histórica revista como ésta. Y confiesa que todavía no ha obtenido la respuesta a la pregunta: ¿existe un modelo de negocio sostenible que alimente el periodismo (de The New Republic) en las próximas décadas?

Aunque Hughes señala que en la actualidad hay proyectos de comunicación muy prometedores que igual sí que han dado con la fórmula que él no ha encontrado o no ha sabido encontrar.

A la greña con los editores

Pero éste tampoco fue el único problema de The New Republic. El co-fundador de Facebook recuerda las desavenencias que se produjeron en The New Republic. "Como muchos saben, en 2014 rompí con los editores de la revista por cuestiones fundamentales. Nuestro desacuerdo no ayudó a hacer The New Republic viable", asegura.

A finales de ese año, Fanklin Foer, el editor jefe de The New Republic, y Leon Wieseltier, el editor literario de toda la vida de la revista, dejaron sus cargos. Admitieron que no se entendían ni con Hughes ni con el CEO, Guy Vidra. Entonces ya se apuntó a que tenían visiones totalmente distintas sobre el futuro de la publicación.

Tras estas salidas, las oficinas de The New Republic se trasladaron de Washington a Nueva York. Pero, al parecer, las cosas no fueron mejor tras la marcha de estos editores.

Un periodismo digital de calidad 

Pese a todo, Hughes ha querido subrayar el trabajo realizado por el equipo de The New Republic durante los últimos años. "Hemos demostrado que el periodismo digital no está reñido con la calidad", ha matizado, para después referirse al futuro de la publicación.

"En las próximas semanas, mantendré conversaciones con los interesados ​​en asumir el mando de la próxima era de esta institución. Mi objetivo es poner The New Republic en las manos más prometedores y dedicadas", ha añadido.

De momento, habrá que esperar para conocer aquellos interesados en tomar las riendas de The New Republic. Y, después, el tiempo dirá si existe, o no, un modelo de negocio viable para este revista que permita continuar con sus tradiciones en una era digital como la actual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad