Un hombre se corta la mano para defraudar 2,1 millones a las aseguradoras

stop

Los intentos de engañar a las compañías de seguro crecen un 12% en el último año

27 de abril de 2013 (17:53 CET)

Un hombre se seccionó el año pasado la mano para defraudar a 11 aseguradoras. Intentó cobrar 2,1 millones de euros. Simuló haber sido víctima de un accidente de tráfico. Su argucia levantó las sospechas de los peritos, que contrataron a la agencia de investigación Gesterec, quien finalmente destapó la trama.

El presidente de esta compañía, José Luis Nieto, relata que "había varias cosas que no cuadraban" en el caso. La víctima aseguraba haber perdido su mano al caer su coche por un terraplén. "Analizamos los ángulos de giro –añade-- y la velocidad teórica, y no encajaban con esa versión". Asimismo, Nieto alertó de que "el corte de la mano era demasiado limpio, sin afectar el hueso, algo casi imposible en un accidente de tráfico".

Al parecer, el defraudador había suscrito varios seguros de vida, que también cubren grandes daños, con varias compañías diferentes. Tras simular el accidente, el individuo reclamó una por una para percibir las indemnizaciones pactadas en la póliza, hasta que el equipo de una de ellas empezó a encontrar grietas en el testimonio y contrató a Gesterec, según Cinco Días.

Más fraude

La rocambolesca noticia se conoció ayer durante la presentación del informe relativo a 2012 de la asociación Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), según el cual el año pasado los casos de fraude aumentaron el 11,9% más que el año anterior. Durante los pasados 12 meses se realizaron un total de 146.792 investigaciones por posibles estafas, la mayoría de pequeña cuantía y relacionados con la conducción y pequeños siniestros.

En cualquier caso, las investigaciones realizadas en 2012 implicaban el pago de 563 millones de euros en indemnizaciones, aunque a la postre se descubrió que el 73% de todos los casos eran fraudulentos. De este modo, el sector evitó pagar 411 millones de euros en compensaciones por accidentes que no habían sido tales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad