Una filial de Carrefour consigue 100 millones más para irse de compras por España

stop

Carmila echaba a andar el pasado abril con 63 centros comerciales en propiedad

Uno de los centros comerciales que Carmila renovará en España

24 de octubre de 2014 (20:58 CET)

Carmila no es un nombre de mujer, aunque bien podría serlo. Se trata de una sociedad, participada por Carrefour, que echaba a andar hace apenas unos meses. Se dedica a dinamizar centros comerciales en España, todos ellos con un supermercado de la cadena francesa. De momento, ha nacido ya con 63 centros en el mercado español y 171 en Europa --con Francia e Italia junto a España--.

Y, con tan sólo medio año de vida, ahora obtiene 100 millones más para irse de compras. Carmila ha nacido con la previsión de invertir 106 millones de euros en España hasta 2016, a los que se suman otros cien para poder afrontar nuevas operaciones a medio y largo plazo.

Carmila llega a España para quedarse

Con la ampliación de capital que se ha cerrado recientemente, la compañía --controlada por Carrefour, Amundi, Axa, Blue Sky Group, BNP Paribas, Colony Capital, Crédit Agricole, Pimco y Sogecap-- pretende fortalecer el balance y dotar de recursos a la sociedad para las adquisiciones que se puedan presentar en el futuro. “Es una nueva compañía que ha venido para quedarse”, aseguran fuentes del sector de la distribución.

De momento, los socios de Carmila están estudiando posibles compras y centros comerciales que serían de su intéres aunque no hay nada cerrado, pero sí muchas oportunidades sobre la mesa. Si Carmila imita la política de Carrefour, la nueva sociedad crecería en España a base de recursos propios y sin demasiado apalancamiento.

Varias opciones sobre la mesa

Los planes de esta compañía se centran en renovar y lavar la cara de algunos centros comerciales que ya son de su propiedad, dar una vuelta a la oferta en cuanto a productos, hacer ampliaciones cuando sea necesario, y engrandecer su red en España y en Europa con superficies que estén siempre junto a hipermercados Carrefour.

Sin embargo, Carmila no tiene prisa por comprar. Las inversiones que realizará serán muy estudiadas sin presionar el acelerador, pero tampoco el freno, aseguran los mismos interlocutores. De momento, la compañía cuenta con varias opciones sobre la mesa, pero no hay nada cerrado todavía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad