Urdangarin se lava de nuevo las manos en el 'caso Nóos'

stop

El duque de Palma intenta eludir la fianza de 8,2 millones de euros alegando que su papel era solo representativo

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarín

15 de enero de 2013 (15:11 CET)

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha defendido de nuevo este martes que el papel de su cliente en el Instituto Nóos era únicamente “representativo”. Este es el principal argumento del escrito de alegaciones que el letrado ha presentado para intentar evitar la fianza de 8,2 millones de euros que solicita la Fiscalía y las acusaciones del caso Nóos.

Según Vives, la relación entre el duque de Palma y su ex socio Diego Torres ahora es “inexistente". Ante las puertas de su despacho de Barcelona, el abogado también ha declarado que no le consta que haya un comprador para el palacete que Urdangarin y la Infanta Cristina poseen en la capital catalana, que ha sido puesto a la venta.

Alegaciones

El antiguo socio del duque de Palma también ha presentado sus alegaciones ante el juez de la capital balear que investiga el caso, José Castro. Su abogado, Manuel González Peeters, da argumentos contra la fianza reclamada en un escrito de 19 páginas, según informa Europa Press citando a fuentes judiciales.

Castor fijó que Urdangarin y Torres tenían hasta las 15 horas de este martes para presentar sus alegaciones contra la fianza civil, cuyo objetivo era asegurar las responsabilidades económicas que se puedan derivar del proceso abierto por el presunto desvío de fondos de Nóos. Se espera que Castro decida sobre la medida cautelar entre finales de enero y principios de febrero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad