USOC y UGT aclaran que Nissan no recortará sueldos: “no somos funcionarios”

stop

Los sindicatos detallan en la 'La Plaza' el impacto del nuevo convenio y desvelan la llegada de nuevos modelos, además de la 'pick-up'

Fábrica Nissan en la Zona Franca

19 de enero de 2011 (18:21 CET)

USOC y UGT han defendido su apuesta por la revisión del convenio colectivo de Nissan, medida que ha culminado con la adjudicación de la nueva furgoneta pick-up a las plantas catalanas de la multinacional japonesa. En el programa La Plaza emitido este martes, Pedro Aguillón, secretario general de USOC en Nissan España, ha asegurado que “ha sido una apuesta de todos los trabajadores por su futuro y por la continuidad de Nissan en Catalunya, aunque es cierto que se tendrán que hacer sacrificios”. La dirección mundial de Nissan ha garantizado una inversión de 80 millones y los más de 3.000 puestos de trabajo tras la ratificación del nuevo convenio.

Estos “sacrificios” pasan por medidas de contención salarial y de flexibilidad horaria, aunque ambas organizaciones sindicales desmintieron que los profesionales de Nissan vayan a sufrir recortes salariales. Durante 2011, los sueldos se congelarán; en 2012 se incrementarán el 0,5% y en 2013 subirán el 1,5%. Además habrá una paga adicional de recuperación. Esto quiere decir, en palabras de Aguillón, que “perderemos poder adquisitivo, pero no nos recortamos el sueldo”. “Nuestro caso -ha detallado- es distinto al de los funcionarios”.

Nuevos modelos

En cuanto a la flexibilidad horaria, según las explicaciones dadas por USOC y UGT en La Plaza, la jornada se incrementará tres minutos por turno. Ambos sindicatos han desvelado que la competitividad ganada por las plantas catalanas garantizará la llegada de más modelos “hasta que logremos saturar las líneas de producción”.

Las nuevas condiciones se aprobaron en referéndum gracias al apoyo de más del 70% de la plantilla. “Creemos que es un respaldo más que suficiente a la modificación del convenio y para asegurar el futuro de las plantas con un vehículo que consideramos estratégico”, ha remarcado Andrés Mateos, secretario general de la sección sindical de UGT en Nissan-Zona Franca. Mateos ha añadido también que la celebración de las elecciones sindicales el próximo 24 de febrero podría haber impedido la unidad sindical. CCOO se ha opuesto a estas modificaciones laborales.

Apoyo institucional


Los líderes sindicales se han referido también al apoyo recibido por las Administraciones Públicas. En particular han remarcado el papel del Ministerio de Industria y de la secretaria de estado de Industria, Teresa Santero. “Ha sido un trabajo perfecto, sin ellos no habría sido posible el acuerdo. Han sido fundamentales y han tenido que asumir sus compromisos; parte de los 80 millones los aportará el Gobierno”, según Pedro Aguillón. El representante de UGT, Andrés Mateos, ha remarcado que el papel de la Generalitat ha sido más tibio debido al reciente cambio de gobierno, aunque otras fuentes consultadas por Economía Digital confirman la implicación directa del presidente José Montilla en el proceso negociador.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad