Valls Taberner y Reynés se casan en secreto este fin de semana

stop

SOCIEDAD

Cristina Valls Taberner y Francisco Reynés

05 de mayo de 2013 (23:59 CET)

La boda del año, la más esperada por la alta sociedad barcelonesa, se ha celebrado por sorpresa este fin de semana en Madrid.

Cristina Valls Taberner (37) y Francisco Reynés (49) se casaron el sábado ante 70 testigos. Sólo invitaron a los amigos más íntimos y a los familiares próximos de los ya esposos.

Un año de noviazgo

La relación ha madurado en los últimos meses. Valls Taberner, hija de uno de los fundadores de Banco Popular, y Reynés anunciaron su noviazgo en la boda de Enrique Lacalle, primo de la novia.

Ha pasado más de un año y desde entonces la fecha del enlace, el lugar y la lista de invitados han sido objeto de debate en los cenáculos de la burguesía barcelonesa.

Incluso han circulado listas no oficiales por la ciudad con los posibles nombres de asistentes.

Máxima discreción

El consejero delegado de Abertis y su mujer han organizado la boda con la máxima discreción. Incluso han cambiado varias veces el lugar elegido para la ceremonia y la fecha.

Hasta hace unos días, se daba por hecho que se casarían en agosto, también en una ceremonia de pequeño formato. En cualquier caso, fuera de la Ciudad Condal.

Quiénes estaban al corriente de los planes, aseguraban que la pareja quería casarse en una playa. Reynés es oriundo de Mallorca.

Esa opción parece reservarse ahora para una fiesta que se celebrará en junio.

Esquivando a la prensa


La boda no ha sido más que un eco de la vida privada de ambos. Valls Taberner y Reynés han hecho gala de la máxima discreción.

La empresaria y propietaria de las tiendas de complementos Cris&Cris ha eludido a la prensa de Sociedad con cierto éxito. A pesar de que algunos de sus anteriores parejas eran pasto de paparazzi.

Sin apenas repercusión pasaron los noviazgos con Cayetano Martínez de Irujo o Manuel Oreja Arburúa. Tampoco trascendió la fugaz relación con el dueño de Mango, Isak Andic.

El directivo de Abertis enviudó hace cinco años. El matrimonio tuvo tres hijos que han aceptado a Valls Taberner con normalidad. De hecho, pasaron el último verano juntos en Formentera.

Experiencia empresarial

El nuevo matrimonio acumula una amplia experiencia empresarial.

Valls Taberner, además de pilotar su propia empresa, se encarga de las inversiones de su familia. Es consejera de un banco brasileño. Vive en el madrileño barrio de Salamanca.

Reynés, antes de recabar en la concesionaria filial de La Caixa, fue director general de Gas Natural, consejero delegado de Uniland, Dogi y directivo de Volkswagen y Johnson.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad