Los trabajadores de Eulen paralizaron El Prat durante su huelga en el verano. EFE

Los vigilantes privados firman la paz con Aena

stop

Los sindicatos y el gestor aeroportuario firman el acuerdo definitivo de las condiciones laborales y salariales de los empleados de seguridad

Barcelona, 21 de noviembre de 2017 (17:54 CET)

Tras un verano agitado, sobre todo en el aeropuerto de El Prat por la huelga de los vigilantes de los filtros de seguridad, los sindicatos, Aena y el Gobierno firmaron el acuerdo definitivo para definir las condiciones laborales y salariales de los servicios de seguridad privados.

El acuerdo modifica las condiciones de contratación de las empresas que prestan este servicio. Los criterios de calidad suben 51 puntos en la calificación global de las ofertas y se reduce el peso de la propuesta económica. Precisamente, su política de costes ultra bajos había hecho ganar a Eulen la concesión del servicio de seguridad en El Prat, y eso implicó que sus empleados protesten por los salarios que percibían.

Además el nuevo acuerdo establece que las empresas podrán ser penalizadas en caso de que no paguen a sus trabajadores en tiempo y forma.

Aumento de salarios y pluses homogéneos

En el apartado salarial el convenio determina que los salarios aumentarán un 2% anual, y además homogeneiza los pluses que se abonan en los aeropuertos, un reclamo que fue presentado en varias oportunidades por los sindicatos.

Desde que el convenio se ponga en marcha, en todos los aeropuertos el plus será de 0,68 euros por hora trabajada; el de radioscopia o imágenes por rayos X, de 1,19 euros; el plus de filtro rotación se pagará a 0,60 euros por hora trabajada; y el importe del variable de trabajadores por cada filtro “quedará vinculado a las necesidades de calidad operativa determinadas por Aena”.

Estos importes no se limitan sólo a los trabajadores de los aeropuertos, sino también a los de otras infraestructuras como ferrocarriles, porque estos puntos se trasladarán al convenio sectorial de seguridad privada.

Estas mejoras fueron acordadas entre el Ministerio de Fomento, los sindicatos UGT y CCOO, la patronal del sector de la seguridad privada y Aena. Cada entidad tenía un miembro en el grupo de trabajo que el Gobierno creó cuando decidió intervenir en la huelga que había afectado a los controles de El Prat en agosto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad