Juan Miguel Villar Mir, presidente de OHL

Villar–Mir prosigue con los tejemanejes de acciones entre OHL, Abertis y Colonial

stop

REORDENACIÓN TRAS LA AMPLIACIÓN

desde Madrid, 20 de noviembre de 2015 (15:27 CET)

Juan Miguel Villar-Mir, el presidente del Grupo OHL, no se está quieto ni un minuto moviendo, de manera continua, sus acciones, tanto en la constructora que controla como en las participaciones que ostenta en la concesionaria Abertis y en la inmobiliaria Colonial. Y cada vez que decide hacer un movimiento en una de ellas, lo cambios afectan a las demás.

Así ha sucedido en los últimos días, tras la reordenación sobrevenida por la ampliación de capital llevada a cabo en OHL y la posterior compra del 0,38% de Abertis, un primer paso para recuperar el 2,3% de la concesionaria que el octogenario empresario se vio obligado a vender, por 330 millones, el pasado 15 de septiembre, para contar con liquidez suficiente para no reducir por debajo del 50% el control sobre la constructora.

Dos hitos

Entre los dos hitos, la ampliación y la recompra de acciones de Abertis, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado fe de un sinfín de compras y ventas entre Grupo Villar Mir (GVM) y el reguero de filiales que cuelgan de ella, sobre todo Inmobiliaria Espacio y Espacios Activos financieros, empresa en la que figura como administrador único su yerno, Javier López Madrid.

En esta ocasión, el terremoto accionarial viene provocado por la reducción que Villar-Mir ha tenido que hacer en el capital de OHL, del 62,4% al 50%. Más de un 12% que, en su mayoría, ha ido a parar a Tyrus Capital, el fondo monegasco al que el empresario madrileño vendió los derechos de suscripción preferente por el 7,3% del grupo constructor y que, tras la ampliación, ya ostenta el 8,37%. Con los 200 millones nuevos de acciones, los franceses de Société Générale también han pasado de ostentar casi el 3% a rozar ahora el 5,6%.

Mantenimientos y diluciones

De las cuatro sociedades con las que Inmobiliaria Espacio controlaba, antes de la ampliación, el 51,6%, Villar-Mir utilizó el dinero logrado (ventas de participaciones en Colonial y Abertis y de derechos a Tyrus) en mantener el 33,7% de su matriz, el GVM, y diluir las participaciones en las otras tres, GVM Debentum, Alloys y Espacio Activos Financieros, de manera que, ahora entre las cuatro, aglutinan el 46,4%.

Casi 80 millones de títulos de la suscripción de capital los efectuó Villar-Mir a través de su yerno y de Tomas GarcÍa Madrid, su alumno aventajado en la Escuela de Ingenieros de Caminos al que encumbró hasta el puesto de consejero delegado de GVM.

El 3,6% restante en OHL lo atesora Villar-Mir mediante los contratos de derivados (equity swap) que tiene suscritos Espacio Activos Financieros con las entidades galas Société Générale y Natixis y el Banco Santander. Casi 11 millones de títulos de la constructora que, antes de la ampliación, equivalían al 10,8% de capital, y que ahora se han visto diluidos hasta el 3,6%.

Trasvase en Colonial

Una vez reordenado el capital en OHL, el empresario madrileño también ha movido ficha en Colonial. Tras la venta del 10% del capital llevada a cabo el pasado 10 de septiembre, por la que obtuvo 180 millones de euros, el pasado 23 de octubre decidía comprar a préstamo, a través de la matriz GVM, 30,6 millones de acciones por las que pagó 20,3 millones de euros.

Se trataba de la enésima compraventa de acciones que acomete desde que, en junio de 2014, fuera nombrado consejero de la inmobiliaria. A efectos accionariales, esta operación no alteraba su participación del 14,6% en Colonial, pero sí el reparto de la misma entre sus empresas, aumentando casi el 10% la de GVM y disminuyendo por debajo del 5% la de Espacios Activos Financieros.

Ganar el terreno perdido en Abertis

El último movimiento accionarial lo comunicaba Villar-Mir a la CNMV el pasado martes, para dejar constancia que el 20 de octubre su matriz, GVM, compró 3,6 millones de acciones de Abertis, pagando por ellas 54 millones de euros.

Operación que le servía para recuperar parte del 2,3% de la concesionaria vendido en septiembre y superar de nuevo el 16%. Habrá que ver si a esta primera recompra le siguen otras y Villar-Mir cumple con lo comentado tras aquella obligada desinversión de que recuperaría las posiciones perdidas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad