Volkswagen salva la planta de Seat Componentes

stop

La nueva caja de cambios del Grupo Volkswagen cambia el futuro de la fábrica

Unidades de Seat producidas en la fábrica de Martorell (Barcelona), en una imagen de archivo. / EFE

Barcelona , 15 de febrero de 2017 (19:00 CET)

Fin a la incertidumbre de Seat Componentes. El grupo Volkswagen ha terminado con una situación que inquietaba a la plantilla, ya que sólo fabricaba un producto, y ha adjudicado a la fábrica barcelonesa la producción de su nueva caja de cambios. La decisión garantizará el trabajo a partir de 2019 y podría crear un centenar de empleos, según los sindicatos.

Hasta el momento, el centro de producción ubicado en El Prat del Llobregat sólo producía un modelo de cambio de marchas, lo que limitaba las posibilidades de crecimiento y su continuidad a largo plazo. Tal y como adelantó Economía Digital, la plantilla empezó a temer por los puestos de trabajo en vistas a 2018.

La nueva caja de cambios llegará en 2019 e incrementará la capacidad de producción de la fábrica. Así, la planta superará su máximo de capacidad, llegando a alcanzar las 800.000 unidades anuales. En la actualidad, la producción es de 650.000 cambios. Seat Componentes tiene más de 1.000 empleados y exporta el 70% de la producción.

El vicepresidente de producción de Seat, Dr. Andreas Tostmann, ha valorado la decisión: "Se trata de un reconocimiento a la labor y esfuerzo de todos los trabajadores". Por su parte, los sindicatos también se han mostrado optimistas con esta nueva medida.

Volkswagen tiene, además de esta fábrica, otras en las que producen el resto de transmisiones. Este es el caso de Kassel (Alemania), Mladá Boleslav y Vrchlabi (República Checa), Córdoba (Argentina) y las cuatro plantas situadas en China.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad