Vueling crecerá un 15% este año a pesar del mal primer trimestre

stop

La aerolínea catalana confía en que su solidez financiera le permitirá cumplir con los objetivos anuales, aunque petróleo y tarifas juegan en su contra

05 de mayo de 2011 (00:37 CET)

Los más de 23 millones en pérdidas que Vueling ha generado durante el primer trimestre del año no parecen un inconveniente para cumplir con las previsiones que la aerolínea comunicó al mercado. Según el consejero delegado de la empresa, Alex Cruz, el crecimiento será del 15% en 2011, a pesar del riesgo que suponen para la consecución de esta meta el precio del combustible y la caída de las tarifas inducida por la competencia de las low cost.

En un encuentro con analistas, Cruz y su equipo han echado mano de los más de 200 millones de caja que acumula Vueling para demostrar a los mercados la solidez de la compañía. Este circulante justifica, a criterio de Cruz, que los 12,5 millones de pasajeros previstos para 2011 continúen siendo alcanzables, aunque la subida del petróleo y la candelarización de la Semana Santa han lastrado el resultado del primer trimestre.

La fortaleza financiera de Vueling –presidida por Josep Piqué- permite garantizar coberturas que amortigüen la subida del queroseno. Ante un encarecimiento del 41% de media del combustible, estas garantías han absorbido la mitad del precio de modo que la factura final para la aerolínea ha sido del 20% más. Vueling ha aprovechado también la debilidad del dólar de esta semana para comprar 460 millones a un precio medio 1,40 dólares por euro. Esta operación le permitirá rebajar el coste del arrendamiento de toda su flota hasta la extinción de los contratos.

Por otro lado, Vueling continuará apostando por el pasajero de negocios y por los acuerdos con otras aerolíneas para alimentar vuelos de largo radio. Estos segmentos de mercado suponen un incremento de los ingresos medios.

Nuevas alianzas

De hecho, la aerolínea con base en Barcelona mantiene desde marzo un acuerdo con Iberia -accionista del 46% de Vueling- para distribuir y captar pasajeros para sus rutas intercontinentales. La colaboración durará, en principio, hasta octubre. Alex Cruz quiere aprovechar la experiencia adquirida por Vueling gracias a esta colaboración para ofrecer el mismo servicio a otras aerolíneas internacionales. La empresa también se ha mostrado satisfecha con la evolución de sus dos bases internacionales, en Toulouse (Francia) y Amsterdam (Holanda). Las reservas anticipadas en ambos aeropuertos están por encima de la media.

En paralelo a esta estrategia de crecimiento, Vueling controlará cualquier tendencia al alza de sus gastos, combustible a parte. De hecho, la aerolínea recortará 13 millones en costes, de los que ya están identificados el 71% y que se aplicarán este ejercicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad