Vueling e Iberia pactan operar conjuntamente desde Madrid

stop

El acuerdo llega en plena negociación con los pilotos de Iberia para el lanzamiento de una nueva 'low cost', con base en Madrid, que alimentará sus vuelos intercontinentales

28 de enero de 2011 (17:58 CET)

Iberia ha impulsado su apuesta por Madrid y ha pasado de las palabras a los hechos en el cambio de modelo de negocio para sus rutas de corto y medio radio. La compañía presidida por Antonio Vázquez reforzará el aeropuerto de Barajas como el gran punto de interconexión de vuelos (Hud) del sur de Europa -uno de los pactos del acuerdo de fusión con British Airways- y lo hará de la mano de su participada Vueling (46%), con sede en Barcelona.

Este viernes, ambas compañías han firmado un acuerdo de ocho meses 'prorrogables' para operar rutas nacionales y europeas ofreciendo tanto servicios de punto a punto como de conexión, según informó la aerolínea catalana a la Comisión Nacional del Mercados de Valores (CNMV).

“En virtud de este acuerdo con Iberia, Vueling incrementará su número de rutas voladas entre Madrid y diversas ciudades españolas y del resto de Europa”, señaló Vueling en la nota. Para apoyar a Iberia, Vueling incrementará la flota estable en Madrid de tres a nueve aviones A320, seis de ellos serán arrendados al fabricante Airbus por el mismo periodo de duración del pacto.

Iberia ha alcanzado este acuerdo en plena negociación con sus pilotos y tras la firma del convenio colectivo de tripulantes de cabina. Éste establece nuevas condiciones salariales específicas ante las previsiones del lanzamiento por Iberia de una nueva aerolínea, previsiblemente low cost, para operar las rutas que de momento cubrirá Vueling. Por ello, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) en Iberia calificó el acuerdo de “provocación”.

Cambio de modelo

Los responsables de la compañía de bandera española, integrada en IAG desde el lunes, llevan meses anunciando sus intenciones de cambiar el modelo de corto y medio radio tradicional de Iberia, ante el lastre que supone sobre su rentabilidad. La compañía barajaba todas las opciones, incluyendo la mencionada creación de una aerolínea low cost para alimentar los vuelos intercontinentales, la clave de su negocio junto a los servicios de mantenimiento de aeronaves.

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, reveló el lunes que “el 70% de los pasajeros intercontinentales de Iberia hacen conexiones para viajar dentro de España” y se lamentó de que se esté ofertando un producto “muy costoso a un precio muy bajo por la presión de las low cost”. Vueling que anunció recientemente la apertura de tres nuevas bases en Europa no hizo publica ninguna novedad para el aeropuerto de Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad