Vueling toma posiciones en las rutas de Spanair

stop

El próximo verano la aerolínea participada por Iberia volará a los países escandinavos ocho veces por semana. Son las rutas de mayor rendimiento para Spanair que concentra el 60% del mercado. Vueling amplia su flota en Barcelona y creará 800 puestos de trabajo

28 de octubre de 2011 (13:31 CET)

Vueling ha iniciado una ofensiva de mercado orientada a blindar su posición en Barcelona, su principal base y donde ocupa la primera posición. La principal novedad de la estrategia es que a partir de marzo volará al norte de Europa desde la capital catalana.

Es decir, la aerolínea participada por Iberia (46%) se lanza a la conquista del único bastión de Spanair: las rutas hacia Copenhagen y Estocolmo. En Vueling, sin embargo, rechazan esta relación y no comentan las informaciones sobre las negociaciones políticas para que el emirato de Qatar entre en el accionariado de Spanair, su rival.

En estos trayectos al norte de Europa, que Vueling ya ofrece en su página web, la compañía presidida por Ferran Soriano posee el 60% de cuota de mercado. Es la joya de la corona de Spanair y una de las pocas operativas rentables de la aerolínea, con niveles de ocupación por encima de la media.

Además de entrar en 'terreno' de la compañía semipública catalana, Vueling instaurará seis rutas inexistentes desde El Prat e incorporará cinco novedades más a su oferta en las que competirá con otros operadores. Destaca el pulso a Lufthansa con dos vuelos diarios a Munich (Alemania).

Nuevos puestos de trabajo


Desde este viernes los nuevos servicios ya están disponibles para los pasajeros. Vueling ha puesto a la venta 1,5 millones de plazas que serán cubiertas con 27 aviones estables desde Barcelona, cuatro más que en la actualidad. La nueva operativa generará además 800 puestos de trabajo, 550 en el aeródromo barcelonés.

El consejero delegado, Alex Cruz, ha explicado que son volúmenes “similares a los que las grandes aerolíneas europeas tienen en sus bases principales”. La ofensiva comercial de cara al próximo verano responde a la estrategia de crecimiento “lento pero seguro” emprendido por la aerolínea desde su fusión con Clickair. Cruz ha insistido en negar segundas lecturas que afecten a su rival directo en El Prat, Spanair.

Proteger El Prat


Aunque la empresa que preside Josep Piqué tiene dos bases internacionales (Francia y Holanda) y pretende abrir una tercera en 2012, Vueling mantiene su apuesta por El Prat. “Barcelona es nuestra casa y la protegeremos de banalidades como que es un aeropuerto low cost. Aquí hay un producto premium orientado al turismo y al pasajero de negocio”. Según Cruz los planes de Vueling de volar a aeropuertos europeos principales y atrayendo al pasajero de negocio contribuye a desterrar esa imagen.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad