El déficit "a medida" enfrenta a la Comunitat Valenciana con la de Madrid

stop

FINANCIACIÓN

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, preside la reunión del CPFF.

22 de marzo de 2013 (00:00 CET)

Hace escasamente una una semana el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y el de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gónzalez, se reunieron para apostar juntos por un nuevo modelo de financiación autonómica. Sin embargo, la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) celebra el jueves en Madrid les ha enfrentado. Mientras que el primero se ha alienado con Cataluña y Andalucía para defender un “déficit a medida”, el segundo ha hecho frente común con Castilla León para oponerse.

El Ministerio de Hacienda, cuyo titular es Cristóbal Montoro, inició la jornada proponiendo diferentes objetivos de déficit según la autonomía de que se trate. Los motivos eran las enormes diferencias que se produjeron en el desvío pactado para 2012 entre comunidades.

“Lo vemos con buenos ojos dado el diferente punto de partida”, aseguró el conseller de Hacienda valenciano Juan Carlos Moragues. “No vamos a admitir tratos discriminatorios”, fueron las palabras de González. Horas antes, su consejero de Hacienda, Enrique Ossorio, ya había anunciado que apostaba por “un objetivo igual para todas las comunidades, porque lo contrario sería injusto para las comunidades más cumplidoras”.

Acuerdos y desacuerdos

Las cifras sobre el sistema de financiación autonómica explican por qué Madrid y la Comunitat Valenciana se convirtieron en la punta de lanza de las autonomías gobernadas por el PP que quieren que Montoro modifique el actual reparto. En todo caso, ese no fue el centro del debate ayer sino el déficit.

La primera es la cuarta que menos dinero percibe por habitante (2.404,05 euros) mientras que la segunda se sitúa en tercer lugar (2.310,02 euros). La media de 2010, los últimos datos disponibles, era de 2.521,51 euros y ambas están por debajo.

‘Idiosincracia’ autonómica

Pero si se trata de desviación del déficit en 2012, es normal que surjan las discrepancias. El máximo previsto por Hacienda para el pasado ejercicio era de 1,5%, y la Comunitat Valenciana fue la que presentó peores datos: 3,45%. Madrid, con un 1,07%, cumplió holgadamente sus compromisos.

A lo largo de la jornada, el conseller de Hacienda Juan Carlos Moragues, defendió “que haya un nivel diferenciado de deuda para comunidad autónoma, en función de su punto de partida e idiosincrasia”.

Empresas cerradas

Por lo que respecta al cierre de empresa públicas, el balance de la Comunitat Valenciana es positivo. Desde 2011, se han suprimido 12 entidades (entre consorcios, empresas y fundaciones) y otras 14 se encuentran en proceso de extinción, según los últimos datos (1 de octubre de 2012).

En total, Hacienda exigía la desaparición de 477 de las 525 sociedades autonómicas existentes, y 229 ya han cerrado mientras otras 161 están a punto de hacerlo.

Además, a la Comunitat Valenciana le queda como consuelo que Montoro se comprometió a flexibilizar los objetivos del déficit en cuanto Bruselas de más margen a España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad