Centro Comercial Marineda City

El fondo Chenavari sale de la socimi Merlin al convertirse en competidor directo

stop

MOVIMIENTO CANTADO EN EL CONSEJO

desde Madrid, 06 de mayo de 2015 (19:38 CET)

Punto y final a la andadura del fondo británico Chenavari Executive Managers en el consejo de Merlin Properties, la socimi española con mayor capitalización. José García Cedrún, director de Inversiones Inmobiliarias del fondo, ha renunciado a su puesto, como consejero dominical en la socimi "por ser su deseo personal atender nuevos proyectos profesionales".

Esa era la versión oficial que remitía la socimi que dirige Ismael Clemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Detrás, una razón de peso. Los intereses de Chenavari han cambiado desde que, en junio de 2014, García Cedrún, fuera nombrado consejero una semana antes de que la socimi saliera a bolsa.

Compra de fallidos a Bankia

Ahora, el fondo británico que dirige Loic Fery ha pasado a convertirse en competencia directa de la propia Merlin, tras adquirir a Bankia, a finales del pasado año, una cartera de créditos al promotor fallidos y de otros activos –el conocido como 'proyecto Sky'– valorados en un nominal de 400 millones de euros.

Chenavari puso sobre la mesa 79 millones de euros para adjudicarse esta cartera, dentro de la operación conocida como Proyecto Sky. El valor nominal de los activos era de 400 millones de euros, lo que implica un descuento del 80% sobre la tasación inicial. Junto a los créditos, en su momento tasados en 335 millones, la cartera traspasada incluía también 419 inmuebles valorados en unos 65 millones de euros.

Las dudas de Ismael Clemente

La renuncia del fondo británico se conocía horas después de que un cabizbajo Ismael Clemente, al frente de Merlin, participara en una de las mesas de trabajo organizadas en el marco del Salón Inmobiliario de Madrid. Un foro de inversión en el que el siempre optimista Clemente dejaba entrever una cierta preocupación por lo que pueda suceder en el futuro con las inversiones inmobiliarias en España.

"Mario Draghi nos ha metido en un territorio muy peligroso, como quedó demostrado la semana pasada cuando el bund alemán se multiplicaba por ocho en cinco días", comentaba Clemente en referencia a las consecuencias que el programa de compra de bonos está generando.

Excesiva dependencia de los bancos centrales

"Hay que andarse con cuidado porque estamos en un momento en el que dependemos excesivamente de los bancos centrales y no sabemos qué deriva se va a tomar a partir de 2016", apuntaba para, seguidamente, mostrarse muy cauteloso ante las compras de activos que a partir de ahora puedan producirse.

"Llegará un momento en que igual nos dedicamos solo a gestionar en lugar de comprar más activos con difícil retorno. Y esperar al siguiente ciclo", dejaba caer Clemente en relación a la dificultad que ya está suponiendo encontrar en España activos de calidad con la solvencia suficiente como para devolver a los inversores el 10% de beneficios comprometidos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad