El Grupo Quirón sostiene que es más ''barato y eficiente'' que la sanidad pública

stop

Un directivo asegura que cada alta hospitalaria en la privada Clínica del Vallés cuesta 800 euros menos que en el público Parc Taulí

Barcelona, 04 de mayo de 2016 (00:00 CET)

Fuentes del Grupo Quirón, propietario del Hospital General de Catalunya (HGC) y de la Clínica del Vallès, sostienen que estos dos centros privados son "más baratos y eficientes" que el Consorcio Sanitario Parc Taulí, que forma parte de la sanidad pública, del llamado Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña (SISCAT).

El departamento de Salud de la Generalitat, encabezado por Toni Comín, ha decidido excluir estos dos hospitales privados del SISCAT y no prorrogar los conciertos que mantienen con la sanidad pública, gracias a los cuales ingresan 22 millones de euros anuales.

Los dos hospitales del Grupo Quirón dejaran de recibir pacientes derivados del sistema público cuando finalicen sus respectivos conciertos: el 15 de agosto, en el caso de la Clínica del Vallès, situada en Sabadell; y el 31 de diciembre, para el HGC, de Sant Cugat. Estos pacientes serán atendidos en Parc Taulí y en el Consorcio Sanitario de Terrassa.

Una alta hospitalaria cuesta 800 euros menos en la Clínica del Vallès

Fuentes del Grupo Quirón apuntan que si se compara el costo por altas hospitalarias se comprobaría que sus dos hospitales son "más baratos y eficientes" que los públicos. Estas fuentes ponen como ejemplo la Clínica del Vallès y Parc Taulí, los dos de Sabadell: en el hospital público, el coste medio por alta hospitalaria se sitúa al alrededor de los 1.600 euros, mientras que en el público ronda los 2.400 euros, unos 800 euros más cara.

Desde el Grupo Quirón se asegura que la decisión del departamento de Toni Comín no se sustenta en "criterios objetivos de precio y eficacia".

No obstante, en una cosa están de acuerdo el Grupo Quirón y el departamento de Salud: se trata de la mayor desprivatización de la historia de la Generalitat en materia de sanidad.

La Generalitat decide no ejecutar las prórrogas

Las fuentes consultadas del Grupo Quirón reconocen que el departamento de Salud tiene la potestad de no prorrogar los conciertos en el momento de su vencimiento y que, al respecto, "no podemos hacer nada". No se plantean ejercer acciones judiciales. Se trata de conciertos por un plazo de 6 años prorrogables por otro periodo de 4 años, pero la Generalitat ha preferido no ejecutar esta prórroga.

Un directivo del Grupo Quirón expresa su profundo malestar por la decisión del consejero Comín porque fue la Generalitat quien les "pidió" que se quedaran la Clínica del Vallès cuando este centro dependía de la antigua Quinta de Salud de L'Aliança.

Este directivo recuerda que las negociaciones se llevaron a cabo con la ex consejera Marina Geli, en tiempos del gobierno tripartito del presidente José Montilla, pero que la compra de la clínica de Sabadell se acordó a principios de 2011 con el beneplácito del consejero Boi Ruiz, recién estrenado el primer gobierno de Artur Mas.

El directivo del Grupo Quirón insiste en que cuando se quedaron la antigua clínica de L'Aliança de Sabadell ya tenía suscrito en concierto con el departamento de Salud. Estas fuentes evitan pronunciarse sobre si Parc Taulí y el Consorcio Sanitario de Terrassa pueden asumir los pacientes del sistema público que están atendiendo en estos momentos.

Los comités de Parc Taulí y del Consorcio de Terrassa piden más actividad

Los comités de empresa tanto de Parc Taulí como del Consorcio Sanitario de Terrassa llevan años exigiendo que aumente la actividad. Delegadas de la UGT y de CC.OO de estos dos centros coinciden a señalar que se dispone de espacio, camas y quirófanos para asumir más pacientes, siempre que el CatSalut aumente la plantilla y la dotación presupuestaria.

Estas delegadas sindicales también reclaman que se "rescate" a los profesionales sanitarios del GHC y de la Clínica Vallès que perderán sus empleos. El Grupo Quirón amenaza con un ERO que afectaría a 257 puestos de trabajo, que presentarán cuando venzan los conciertos con el CatSalut.

Felisa Montferrer, delegada de CC.OO en el Consorcio de Terrassa, subraya que "los trabajadores no tienen la culpa" y Emma Mora, de UGT de Parc Taulí, recuerda que el Grupo Quirón tiene suficiente volumen para recolocarlos. UGT propone la integración de la Clínica del Vallès a la red pública y la subrogación de sus trabajadores.

Comín prometió un pan social para minimizar los despidos

El consejero Toní Comín se comprometió a "minimizar" el impacto que la exclusión de SISCAT pueda suponer para el personal de los dos hospitales del Grupo Quirón. Comín prometió un "pacto social" para recolocar los que se queden sin trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad