El PP destaca que el grupo vasco no pide perdón ni se disuelve

stop

La portavoz conservadora leyó el mismo comunicado que el grupo hizo en 2006

10 de enero de 2011 (16:19 CET)

El primer partido de la oposición ha querido quitar importancia al anuncio de la banda. Si hubiese dado pábulo a la comunicación de los terroristas habría supuesto un apoyo a la línea de dureza que tiene actualmente el gobierno con los etarras.

Por eso la portavoz de los conservadores ha sido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y no el presidente del partido, Mariano Rajoy. Cospedal ha afirmado este lunes que el comunicado de la banda terrorista ETA es sólo una "pausa" porque dice lo mismo de siempre al no renunciar a su actividad, como tampoco "se arrepiente de nada y no pide perdón por nada".

En rueda de prensa en la sede madrileña de Génova, Cospedal, que ha leído el mismo comunicado que emitió su partido cuando ETA declaró otro alto el fuego en el año 2006, ha lamentado que el comunicado vuelve a insistir otra vez en "cosas que hemos oído hablar durante mucho tiempo" porque no se menciona "una sola palabra sobre su disolución".

Por todo ello, ha asegurado que el PP va a estar "muy vigilante" ante la próxima convocatoria electoral de mayo para impedir "por todos los medios" que ETA se pueda presentar a estos comicios, si bien también ha subrayado que el partido será "exigente y constructivo" en materia de política antiterrorista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad