El Valencia liquida su deuda con Bankia a cambio del Mestalla

stop

El club de fútbol firma un acuerdo con la entidad financiera para acabar las obras del nuevo estadio en dos años

El nuevo estadio del Valencia Club de Fútbol

13 de diciembre de 2011 (16:41 CET)

El Valencia Club de Fútbol y Bankia han llegado a un acuerdo para adquirir el estadio Mestalla y reanudar las obras del nuevo recinto deportivo. De esta manera, el equipo de fútbol liquida su deuda con la entidad que preside Rodrigo Rato de 250 millones de euros a cambio del terreno de más de 70.000 metros cuadrados que ocupa el actual estadio, según ha anunciado el club.

Esta decisión permite a la entidad que preside Manuel Llorente obtener un préstamo de 110 millones de euros para reanudar la construcción del nuevo campo, que podría abrir sus puertas dentro de dos años, y cumplir así con las expectativas de los aficionados. Las obras del nuevo estadio del Valencia, situado en la Avenida de les Corts Valencianes, se detuvieron por falta de financiación en febrero del 2009 tras una inversión de 150 millones.

El alto nivel de deuda que soporta el club --gran afectado por la burbuja inmobiliaria-- obligó a sus dirigentes a reducir gastos con la venta de importantes jugadores de la talla de David Villa por 40 millones de euros. Ahora, la deuda del Valencia se sitúa en los 360 millones.

Por su parte, Llorente ha señalado que el acuerdo es “un hito histórico”. “Un día que queda para la historia y que hace muy felices a decenas de cientos de miles de valencianistas que pronto verán jugar a su equipo en uno de los mejores estadios de Europa”. Entre los principales motivos que han propiciado el acuerdo, según Llorente, son la solvencia del club, a través de sus activos patrimoniales, y “el compromiso de Bankia con Valencia”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad