¿A qué suena Bankia?

stop

La entidad aprovecha su nueva etapa financiera para invertir en una orquesta sinfónica, la primera de un banco español

La nueva orquesta sinfónica de Bankia

en Barcelona, 12 de julio de 2015 (21:27 CET)

¿A qué suena Bankia? La historia de la entidad podría tener diferentes melodías. Se creó de la fusión de siete cajas de ahorro, salió a bolsa, casi tocó suelo, pero volvió a resurgir, se nacionalizó y ahora se encuentra en una nueva etapa financiera, aunque sus ganancias todavía crecen de forma moderada. Pero, después de recortar gastos y desinvertir, la entidad comienza a destinar parte de sus fondos a fines sociales y culturales.

La nueva banda sonora de Bankia tiene nombre de orquesta. Es el primer banco español que cuenta con su propia orquesta sinfónica que ha arrancado este mismo año. Tras buscar a los integrantes el pasado marzo, la batuta ha comenzado a moverse para escuchar el sonido de los violines, chelos, flautas u oboes.

La apuesta del banco por la música se traduce en 43 profesionales y en un director de orquesta, José Sanchis. Y el debut ha sido en la Comunitat Valenciana, donde existe una gran tradición musicial y donde el peso de la entidad es importante, sobre todo por la ya extinta Bancaja.

Apuesta por la música y el empleo juvenil

El proyecto de la orquesta nació hace apenas unos meses y ya se ha realizado este mismo julio el primer concierto. Se espera que el próximo tenga lugar en noviembre. La iniciativa ha sido muy aplaudida entre los instrumentalistas. "Los objetivos principales son acercar a la sociedad la música clásica y dar una oportunidad laboral a los jóvenes", explica Sanchis a Economía Digital.

La inversión que ha realizado Bankia en esta orquesta se desconoce. De momento, sólo hay programados dos encuentros para este primer año. Tras el primero se han realizado tres conciertos --Alicante, Valencia y Peñíscola--. Todos ellos han sido gratuitos y benéficos, con donaciones voluntarias para los bancos de alimentos. Y el segundo encuentro todavía está pendiente de algunos detalles.

Los miembros de la orquesta cobran por ensayos y conciertos. "Los sueldos están equiparados a los del resto de orquestas en España", explica el violonchelista, Salvador Bolón. Este valenciano ha sido uno de los seleccionados para formar parte de la nueva orquesta. Está ligado a la música desde su niñez. "Es curioso y novedoso que un banco tenga una orquesta aquí en España. Las entidades deben hacer obra social y en la música también se puede invertir. Es una forma de acercar la cultura a la gente que no tiene de forma habitual acceso a ella", detalla.

Un plus de prestigio

La situación laboral de algunos músicos, según Bolón, puede ser complicada porque las nuevas plazas para instrumentalistas son reducidas y, por ello, la creación de una orquesta supone una gran oportunidad para poder trabajar. "España es un país todavía por hacer a nivel musical. En el sector privado se habla mucho de mecenazgo pero son a veces apoyos o acuerdos de financiación puntuales. Y la inversión en este sentido tiene un retorno importante a modo de prestigio", añade.

Los requisitos para ser miembro de esta orquesta se centraban en tener entre 22 y 31 años, haber realizado estudios musicales, pero, sobre todo, la excelencia. "Es una bocanada de aire fresco y un proyecto pionero en España. En Europa y en EEUU sí que hay orquestas que funcionan de este modo, pero aquí, no. No se trata sólo de una aportación dineraria, sino de cubrir todo el funcionamiento.

Queremos que sea una plataforma de desarrollo y que la orquesta se vaya consolidando con el tiempo y que algún día puede ofrecer una estabilidad laboral. Tenemos la materia prima, las ganas y el patrocinio, es decir, los ingredientes principales para poder estar entre las mejores orquestas de España", señala Sanchis, quien además es el director artístico y musical de la orquesta sinfónica de la Universidad Complutense de Madrid y cuenta con una avalada trayectoria profesional.

¿Servirá esta iniciativa para animar a otros bancos a invertir en cultura y música? ¡Quién sabe! A lo mejor este proyecto es sólo el primero de muchos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad