Irene Compte

stop

Avezada al mundo universitario, Irene Compte se unió en 2009 al proyecto Urbiotica. Una iniciativa que forma parte de un sector empresarial emergente: las Smart Cities

Irene Compte

18 de marzo de 2011 (10:57 CET)

Idealmente, para crear una empresa de futuro se necesitan por lo menos tres componentes: conocimiento, capital inicial y una idea original. Si además se une a ello ilusión, la combinación tiene visos de ser exitosa. Con estos componentes se inició Urbiotica, una start up que aúna aspectos como el urbanismo y la tecnología, según explica Irene Compte, directora adjunta de la sociedad.

“La idea fuerza que nos movió en la creación de la sociedad es entrar en un sector emergente que supone la aplicación de la inteligencia a las ciudades, lo que se conoce como Smart Cities”, indica la emprendedora.

En la práctica, la empresa ha creado sofisticados sensores que sirven para mejorar aspectos claves en la vida ciudadana, según Irene Compte. “Hemos desarrollado sensores que permiten tener información en tiempo real de aspectos como las plazas libres de aparcamiento en una zona azul, el grado de ocupación de los contenedores de residuos urbanos”, o el estado de los jardines en las zonas verdes, explica. También con otros sensores se puede mejorar la eficiencia de la iluminación en las ciudades. En el ámbito más individual se han desarrollado aparatos para localizar en tiempo real dónde se hallan personas o, por ejemplo, bicicletas.

“La empresa la creamos hace unos tres años a partir de tres socios: la firma Santa y Cole; el grupo de telecomunicaciones Iviron y D3K Gestió del Coneixement”, dice la directora adjunta de Urbiotica. El tercer componente citado está compuesto por un colectivo de unos 25 profesores de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) vinculados a sectores como las telecomunicaciones que pensaban que es necesaria la existencia de un nexo entre investigación y empresa, de forma que la transferencia del conocimiento fuese real.


Urbiotica lleva funcionando desde el año 2008 y además de desarrollar en laboratorio su tecnología ha empezado a realizar instalaciones. En este sentido, los sensores han sido dotados de un tipo de baterías que tienen una duración de hasta diez años. “Así es posible realizar un despliegue masivo en las ciudades”, explica Compte.

Sensores inteligentes

Además del diseño de los sistemas de sensores, Urbiotica aporta en sus proyectos todo el conocimiento necesario para gestionar las enormes cantidades de datos que aportan, de forma que “en los ayuntamientos o las entidades que adquieren los proyectos pueden aplicar soluciones a los problemas con mucha rapidez”, dice Irene Compte. Por ejemplo, en un barrio con problemas de aparcamiento se puede saber en cada momento los espacios que quedan desocupados y dirigir hacia allí los coches que busquen una plaza vacía.

El hecho de que Santa y Cole, una empresa con gran experiencia en el diseño urbano, sea socia de la compañía “nos ha ayudado a encontrar un estilo que se adapte a la imagen de cada ciudad interesada en nuestros servicios”, dice la directora de Urbiotica. Por el momento, localidades como Barcelona y Figueres han adquirido productos de la sociedad. En algunos casos el consistorio tiene capacidad para gestionar directamente la instalación, en otros se facilita el proyecto llave en mano.

Por otra parte, la sociedad mantiene contactos con grandes multinacionales como Cisco, que se han mostrado interesadas en sus productos.

Ayudas institucionales

“Desde el inicio hemos notado que desde los organismos públicos, ACC1Ó, el Plan Avanza, o desde entidades como Pimec, nos han ayudado de forma muy eficiente”, dice Conte. Además, los socios han colaborado también de forma que el lanzamiento de la empresa pudo contar con un capital inicial de unos 60.000 euros, que quedó en 600.000 euros" .

A pesar de que la empresa lleva solo tres años funcionando ha creado 12 puestos de trabajo. Y de cara al futuro la dirección se plantea ampliar la plantilla contratando desarrolladores de negocio. Todo ello porque los resultados acompañan, de forma que, según el plan de empresa, al finalizar 2011 se espera que se haya conseguido llegar al llamado punto de equilibrio (break event) y a partir de ese momento conseguir beneficios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad