Jacques Giribet

stop

Jacques Giribet tiene lo que se puede pedir a un empresario "maduro", convicción, ideas claras y pasión por la tecnologia. Este ingeniero ha recorrido en seis años el trecho que va de la idea a la producción masiva.

Jacques Giribet

29 de marzo de 2011 (12:26 CET)

La empresa de Giribet es Inoitulos y su producto estrella Iadapt. Como su nombre indica, se trata de un artilugio que permite la carga de las baterías de todo tipo de aparatos como teléfonos móviles o walkmans e incluso los modernos y exclusivos como los Ipod e Ipad. El aparato, diseñado en Barcelona y fabricado en China ya se puede comprar en las tiendas de electrónica. Tiene entre sus puntos fuertes, que puede cargar simultáneamente diversos portátiles y que es ecológico.

“Mi formación es de ingeniero industrial. Cursé los estudios en el ETSEIB de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en Barcelona. Después de terminar, en 2003 me puse a trabajar en el proyecto”, explica Giribet. Antes, el emprendedor realizó estudios de Management.

Este el proyecto que realizó Jacques Giribet al finalizar la carrera es ahora el producto estrella de la empresa que regenta. “Lo que quería era crear un aparato que sirviese para cargar, incluso simultáneamente todo tipo de productos móviles, independientemente de las marcas o las especificaciones de cada uno de ellos”, indica . “Hacia el año 2006 pude dar de alta el proyecto en propiedad intelectual y posteriormente inicié la creación de la empresa”, explica Giribet.

La puesta en marcha de la sociedad se benefició de las ayudas del programa Innova de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) entre las que destaca acceder al vivero de empresas y la colaboración y soporte en los primeros pasos del proceso de creación de la sociedad.

El hecho de tener una idea novedosa y un buen proyecto facilitó el lanzamiento de la empresa. “En una primera etapa a través de inversores privados y Bussines Angels se realizó una primera ronda de financiación valorada en 300.000 euros”, explica Giribet. Luego hubo una segunda ronda en la que participaron ya diversos fondos de capital riesgo. En esta ocasión la capitalización llegó al millón de euros. Con esa inversión y una política comercial global, Inoitulos prevé facturar este año unos 6 millones de euros.

A pesar de que la sociedad creada para desarrollar sus productos tenga otros accionistas ello no supone que Giribet no se sienta como "el" emprendedor. Es precisamente este sentimiento el que le lleva no solo a gestionar el desarrollo de la firma que dirige sino que incluso protagoniza pequeños módulos de formación en centros educativos en los que es requerido para explicar su experiencia.

Barcelona, el corazón de la empresa

La empresa que dirige Giribet no solo se dedica al diseño y desarrollo de productos de electrónica de consumo, sino que ha puesto en marcha también una planta de producción en China. “Aquí mantenemos la parte de innovación y desarrollo, y en el país asiático está la planta de producción”. En total, la empresa ya da trabajo a una cifra de operarios que oscila entre los 40 y los 50. En Barcelona se halla el Core bussines de la empresa, ya que de los veinte operarios que tiene, “incluidos becarios”, un tercio se dedica a investigar.

La tercera pata de la empresa que ha puesto en marcha Giribet es la comercialización. Los productos Iadapt se distribuyen actualmente en 25 países de todo el mundo, aunque la empresa comercializa directamente en USA, Francia, Alemania, Inglaterra y, claro está, España.

La dimensión internacional de la empresa hace que al ser preguntado sobre la crisis, Giribet relativice sus efectos: “si no estuviésemos implantados de el mundo global quizás tendríamos algunos problemas” deja caer.

La iniciativa de la Unión Europea en el sentido de potenciar a partir de 2012 la creación de un cargador universal para teléfonos móviles no inquieta a la sociedad que dirige Giribet. “Lo que plantea la UE es un cargado para móviles y nosotros hemos desarrollado un cargador para todo tipo de aparatos que necesite recargar las pilas. Además, tenemos un elemento clave de cara al futuro, nuestra capacidad de adaptarnos a todas las necesidades” concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad