La competencia polaca de Correos ultima su aterrizaje en España

stop

InPost, que ubicará sus oficinas centrales en Madrid, prevé abrir 500 consignas automáticas en España con la voluntad de revolucionar el e-commerce

Muestra de las consignas automáticas de InPost

20 de octubre de 2014 (12:33 CET)

El comercio electrónico ha revolucionado el mundo de la paquetería. Y Correos no se ha quedado al margen. La compañía, que recibirá más ayudas públicas para ser más competitiva en el sector privado, lanzó hace apenas tres meses un servicio de paquetería puerta a puerta, bautizado como HomePaq, al que ya le ha salido competidor polaco.

La empresa InPost ultima su aterrizaje en España para plantar cara al gigante postal español desde el próximo año. Para ello, ofrecerá su particular visión de la distribución postal enfocada, principalmente, en el e-commerce.

Mientras Correos instalará una terminal automatizada en portales de comunidades de vecinos, InPost instalará 500 consignas automáticas distribuidas por todo el país. La filosofía de la empresa es que estas consignas “estén de camino”. Por ello las localizaciones escogidas serán supermercados, estaciones de servicio, aparcamientos y terrenos urbanos.

Presente en 22 países

InPost empezó a dar sus primeros pasos hace apenas tres años, pero su consejero delegado, Rafal Brzoska, razona que están a la altura del gigante español porque han sabido llevarles la delantera en un negocio al alza como es el comercio on line.

“Correos es una de las marcas de referencia en el ámbito de la distribución postal de España y un competidor fuerte en este sentido. Sin embargo, mientras ellos están empezando a desarrollar sus servicios dirigidos al comercio electrónico, nosotros estamos operando ya en 22 países y tenemos disponibles más de 3.500 consignas automáticas en todo el mundo", explica.

De Australia a Arabia Saudí

El listado de mercados en los que InPost ha instalado sus consignas suma 22 países. Desde Australia hasta países de Europa del Este pasando por Costa Rica, Malasia o Arabia Saudí, España se antoja como su próximo mercado a explotar.

Las oficinas centrales se instalarán en Madrid, aunque como avanza Brzoska, la compañía polaca no descarta “la posibilidad de establecer oficinas en aquellas ciudades que presenten un mayor volumen de negocio de comercio electrónico como Barcelona”, capital del móvil hasta 2018 y referente europeo en el desarrollo de la smart city.

Nuevos actores en el mercado

El máximo directivo de la compañía subraya que InPost no subestima a Correos, pero considera que “el mercado digital está tan en expansión y presenta un desarrollo tan rápido, que hay sitio para más actores”. Y con esa máxima, en 2015 abrirá sus particulares taquillas al mercado español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad