La 'startup' española Socioinversores hace las Américas

stop

TECNOLOGÍA

Javier Villaseca junto a Pío García Escudero en el Senado

08 de marzo de 2013 (17:44 CET)

La escasez de crédito bancario también puede convertirse en una oportunidad de negocio. Javier Villaseca, un joven de 23 años, creyó que hacía falta una plataforma con la que cualquier ciudadano pudiera convertirse en un potencial inversor. Y ante la falta de redes de financiación colectiva, Villaseca creó la suya: Socioinversores.

Ahora, este técnico superior de marketing y experto en Mercadotecnia por la Universidad Politécnica de Madrid se dispone a hacer las Américas después de consolidarse en España. Ha aterrizado en 12 países suramericanos junto con su equipo de diez profesionales. La intención es poder contar con una delegación en cada país.

Pero antes de ver si la red de financiación funcionaba en el mercado español quiso probarla con su propia idea: la startup fue financiada gracias a la propia plataforma. El capital necesario era de 100.000 euros, y en un breve periodo de tiempo consiguió la suma a través de ocho socios. La startup, comprobó que la red de financiación privada podía postularse como la alternativa a la financiación tradicional, la banca.

Particulares y business angels

Desde enero de 2011 hasta el momento, la plataforma ha conseguido crear 45 nuevas empresas entre las que destacan las de base tecnológica y científica. Proyectos que, a su vez, han generado 90 puestos de trabajo.

¿Cómo funciona Socioinversores? La red recibe proyectos empresariales, aproximadamente unos 40 por semana. Y después de evaluar la viabilidad de cada uno de ellos --suelen quedarse con el 70%--, pasan a formar parte de una red con 1.000 inversores. Del total, más de 700 son particulares y el resto entre profesionales y business angels.

Diferencias con el crowfunding

Fuentes de la plataforma aseguran que hace años los empresarios preferían invertir su capital en inmuebles y en ladrillo. Pero ante la crisis económica, han visto que pueden recibir una mayor rentabilidad apostando por proyectos tecnológicos e innovadores.

Socioinversores no quiere que se la identifique como una red centrada en el crowdfunding, centrado en proyectos de tipo social o artístico, con una inversión de entorno a los 5.000 euros y que cuya remuneración no es económica.

Segunda ronda de financiación

Esta plataforma se centra en proyectos empresariales y cuentan con una inversión que oscila entre los 50.000 euros y los 50 millones de euros.

La red de inversores planteó otra ronda de financiación durante el segundo semestre de 2012. Y asegura que está inmersa en una transición para convertirse en empresa. La plena consolidación como compañía podría llegar antes del verano. De momento, su objetivo prioritario es seguir consiguiendo financiación colectiva al otro lado del charco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad