Labtrip ofrece experiencias de viaje en el 'smartphone'

stop

Jordi Gamez y Demis Torres lanzaron hace un mes una aplicación turística para organizar escapadas cortas en varias ciudades. Además de dar información y recomendar, permiten comprar entradas y reservar mesa

Demis Torres y Jordi Gamez

28 de octubre de 2011 (14:01 CET)

Jordi Gamez y Demis Torres eran “compañeros de cafetera”, en palabras del primero, en la consultora KPMG. En esos ratos libres ambos coincidieron en las ganas de empezar una aventura empresarial por cuenta propia y en noviembre de 2010 la llevaron a la realidad. Labtrip es una start up tecnológica que se encuentra en Technova Barcelona, un vivero de empreses de La Salle. Tras un año de trabajo, en octubre lanzaron al mercado una nueva aplicación gratuita, LabTrip, disponible para los dispositivos iOs y Android.

A primera vista parece otro servicio de información turística realizada por los usuarios. Pero van un paso más allá añadiendo valor a la prescripción. “Nosotros ayudamos a tomar la decisión, durante el viaje interactuamos con los turistas y les damos la oportunidad de comprar entradas o reservar mesa en los restaurantes con el smartphone”, explica Torres. Añade otro punto diferencial: “Toda la información es dinámica, sólo se da del día en concreto en el que se viaja”.

Por otro lado, también están inmersos en la edición de “guías temáticas con información creada por nosotros o por expertos en el tema”, comenta Gamez. Los usuarios se pueden descargar estos documentos, que proponen escapadas de pocos días para conocer, por ejemplo, el Berlín soviético, ir a París con niños o hacer una ruta de las mejores tapas en Barcelona.

Ronda de financiación

La start up gana dinero por estas dos vías: las comisiones en la venta de entradas o reservas en restauración y de las guías temáticas, que son de pago. “Se comercializan a precios muy bajos para animar a la gente a comprar”, dice Torres. Destacan también que se trata de un producto muy viral: si gusta, volver a comprar es probable.

Por el momento LabTrip no da beneficios, pero tienen un balón de oxígeno que les permite dar los primeros pasos. Terminan octubre firmando una nueva ronda de financiación en la que han conseguido 150.000 euros de cuatro business angels distintos y una inversión de La Caixa Capital Risc. Es la segunda vez que el grupo presidido por Isidro Fainé confía en este proyecto, también participó en el capital inicial junto a La Salle.

Aún no han realizado ninguna acción de marketing, aseguran que es uno de los temas pendientes para los próximos meses. Sin publicitarse, los resultados iniciales les hacen ser optimistas: tienen 10.000 usuarios únicos en su página web y es una de las aplicaciones recomendadas para los dispositivos iPad e iPhone. En Android han tenido problemas tecnológicos que solucionarán “en las próximas semanas”.

Colaboración estratégica

Además de ellos, trabajan otras dos personas a tiempo completo en la empresa. Tienen asesores externos muy conocidos en el sector turístico, como el bloguero Jorge Gobbi, que les dan más valor a su contenido. En su lista de partners se encuentran empresas como Atrapalo, Toptable, Fnac o Restalo, entre otros.

Casi a punto de soplar la primera vela, los responsables de LabTrip coinciden en un punto: desde la cafetera de KPMG a ahora, han madurado personalmente y profesionalmente.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad