ETA ha anunciado cinco treguas totales y las ha roto todas

stop

Esta quinta tregua hecha pública hoy es posterior a la petición que en ese sentido le formuló a finales de marzo un grupo de premios Nobel en Bruselas

10 de enero de 2011 (16:19 CET)

ETA ha declarado cinco treguas totales y cinco parciales desde su nacimiento en 1959. La banda terrorista, ha causado 829 víctimas mortales y 84 secuestros.

Esta quinta tregua hecha pública hoy es posterior a la petición que en ese sentido le formuló a finales de marzo un grupo de premios Nobel en Bruselas, encabezados por el abogado sudafricano Brian Currin, quien en todo momento contó con el apoyo de Batasuna. De hecho la izquierda abertzale, Aralar y EA también pidieron meses después a ETA, el 27 de septiembre, un alto el fuego "permanente", "verificable" y "unilateral".

La última vez que la banda anunció un parón en su actividad criminal fue el 22 de marzo de 2006, cuando anunció un alto el fuego "permanente", que entró en vigor 48 horas después, y que los terroristas rompieron el 5 de junio de 2007, es decir 437 días después.

De esta manera, se puso fin a un periodo de más de 14 meses en los que la banda no cesó en sus actividades terroristas. ETA activó la 'kale borroka' para influir en el proceso, mantuvo las cartas de extorsión a empresarios vascos y navarros --exceptuando un pequeño parón veraniego--, realizó un robo de 350 pistolas en el sur de Francia y el 30 de diciembre de 2006 llegó a matar a dos personas en un atentado en el aeropuerto de Madrid-Barajas, lo que dio al traste con el freno a la violencia .

El fuego, que se anunció el 22 de marzo de 2006, estuvo precedido por la 'Declaración de Anoeta', en la que 15 meses antes, Batasuna hizo públicas las bases del denominado 'proceso de paz'. Tras el anuncio de ETA, el Gobierno dijo que verificaría la desaparición de la violencia antes de iniciar el diálogo y así se conocieron hasta tres informes que supuestamente certificaban el cese de actividades de la banda.

Tregua de 1998

Durante el período de Gobierno del PP, ETA decretó otra tregua larga, que se anunció el 16 de septiembre de 1998 y se hizo efectiva dos días después, prolongándose hasta el 3 de diciembre de 1999. Fue el alto el fuego más largo de los decretados por la banda armada a lo largo de su historia.

Cuatro días antes de la declaración del cese de atentados, el 12 de septiembre de 1998, las fuerzas nacionalistas PNV, HB y EA firmaron la Declaración de Lizarra, a la que después se le sumaría IU del País Vasco (ahora EB), junto a otras organizaciones políticas, sociales y sindicales.

En este contexto, ETA afirmó que, ante "las oportunidades" que se abrían para Euskal Herria y el deseo de "encaminarse hacia la soberanía", suspendía de forma "ilimitada sus acciones armadas, manteniéndo únicamente sus funciones a las tareas habituales de suministro, mantenimiento de estructuras y a su derecho de defensa en hipotéticos enfrentamientos".

Tras 439 días sin violencia, la banda armada anunció que el proceso hacia la soberanía y la constitución de unas instituciones para toda Euskal Herria había sufrido "un claro bloqueo" y se estaba "pudriendo" -de lo que responsabilizó a PNV y EA-, por lo que declaró que "reactivaba la lucha armada".

Hasta esta tregua, la más duradera había sido la ofrecida con motivo de las históricas conversaciones de Argel entre el Gobierno del PSOE y ETA, que duró casi tres meses.

La semana de 1996

Ya con José María Aznar en el Palacio de la Moncloa, la banda terrorista anunció otra tregua, el 23 junio de 1996, aunque su plazo de duración era de una semana. La banda terrorista daba ese plazo al Gobierno para buscar una salida negociada al pretendido "conflicto vasco" cuando el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara se encontraba secuestrado. El Ejecutivo del PP no respondió a la banda armada.

Además de las conversaciones de Argel, que el Gobierno de Felipe González mantuvo con ETA, también el Ejecutivo de Aznar tuvo diez años después, en 1999, contactos con la banda armada en Zurich, en plena tregua tras la declaración de Lizarra.
Suspensiones parciales
La organización terrorista también ha anunciado varias treguas parciales. De este tipo se puede considerar el parón anunciado el pasado 5 de septiembre en la que hacía pública su decisión de poner fin a las acciones armadas ofensivas adoptada en el primer trimestre del año, pero continuando con el resto de actividades violentas.

La anterior tregua parcial fue el 20 de noviembre de 1997 cuando declaró un alto el fuego en 'El frente de las cárceles', en referencia a los funcionarios de prisiones.

Aunque no se conoció públicamente que había habido una suspensión de las acciones terroristas contra la Ertzaintza hasta que ETA anunció su fin, la banda armada informó en un comunicado el 24 de junio 1998 que reanudaría los atentados contra la Policía autonómica vasca tras ocho meses de tregua unilateral.

Además, el 18 de febrero de 2004, ETA anunció una tregua en Catalunya, después de haberse entrevistado en Perpignan con el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira. Aunque el PP acusó a éste de haber pactado un alto el fuego sólo para la comunidad autónoma catalana en el encuentro que mantuvo con Mikel Albizu, 'Mikel Antza', y José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', el líder de ERC lo desmintió.

El 18 de junio de 2005, se produjo otro paro parcial cuando anunció el cese de sus acciones contra los electos de "los partidos políticos de España", un mes después de que se aprobara en el Congreso la Resolución por la que el Gobierno de Zapatero se comprometía a iniciar un diálogo con ETA si ésta abandonaba las armas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad