Finalmente Endesa será italiana, no alemana

stop

20 de febrero de 2009 (19:59 CET)

Endesa será italiana, pero no alemana, a pesar de los intentos del gobierno para mantener a la eléctrica bajo bandera española. Pero Acciona ha conseguido unos réditos interesantes.

Todo empezó después de las airadas reacciones que generó la Opa que Gas Natural lanzó sobre Endesa el 5 de septiembre de 2005 a 21,3 euros por acción. En aquellos momentos, el presidente de la eléctrica, Manuel Pizarro, dejó claro, Constitución en mano, que "nunca sería empleado de La Caixa".

Meses más tarde, el 20 de febrero de 2006, el gigante energético alemán E.ON presentó una oferta para comprar Endesa que superaba en un 29% la presentada por Gas Natural: 27,5 euros por acción. Fue entonces cuando se dispararon las alarmas en el ejecutivo de Zapatero, porque había el riesgo de perder a un "campeón nacional" de la energía.

Por ello, se intentó buscar a un inversor español que pudiera frenar las aspiraciones alemanas. Y se encontró Acciona. La empresa compró el 10% de Endesa el 25 de septiembre de 2006 , justo un día antes de que se conocieran las condiciones que la UE impondría a la Opa de EON, por 3.388 millones de euros aportados por el Santander.

Posteriormente, en enero de 2007, Acciona completó la ampliación de su participación en Endesa al 21,03%, con lo que dificultaba el proceso de compra por parte de EON, por unos 784 millones de euros.

El 7 de abril de 2007, EON desistía de la compra de Endesa porque no aceptaba hacerse con una minoría de las acciones de la compañía y veía que no alcanzaría, previsiblemente, el 50% del total. Se salvaba, de momento, la españolidad de Endesa.

Pero como Acciona andaba escasa de recursos para una operación de esta envergadura, se alió con la italiana Enel. Precisamente, el 11 de abril de 2007, presentaron una opa conjunta en la que ofrecían hasta 41,30 euros por acción.

La oferta gustó a los accionistas de Endesa, que la aprobaron el 25 de septiembre de aquel mismo año. De esta forma, Enel consiguió controlar el 67% de Endesa, que no sería alemana, pero tenía toda la pinta de acabar siendo italiana, a pesar del 25% de Acciona.

Y así ha sido. A finales del año pasado, Enel decidió que Acciona era un lastre para su estrategia y ofreció 12.000 millones a Entrecanales. Teniendo en cuenta que Acciona pagó no más de 4.500 millones de euros por su participación en Endesa (todo a crédito), el retorno era considerable.

Finalmente, este viernes ya se ha llegado a un acuerdo. Al final, Acciona recibirá 9.600 millones de euros en efectivo de manos de Enel y otros 1.500 millones en dividendos de Endesa como pago por su 25% en la eléctrica. Con lo que gane, pagará el crédito y, el resto, beneficio directo. Ah, y Endesa será italiana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad