50 años después, los precios bajaron en Francia

12 de junio de 2009 (14:06 CET)

Varias generaciones de franceses han conocido este viernes lo que significa la expresión inflación negativa. El IPC del país galo aumentó apenas un 0,2% en mayo, lo que situó la tasa interanual en el -0,3%, dato que no se registraba desde… 1957.

No obstante, la ministra de Economía, Christine Legarde asegura que la inflación negativa no se traduce “en absoluto” en una entrada en deflación de la economía francesa. Cosas del idioma.

"De hecho, la inflación subyacente que los expertos consideran como un buen indicador de las tensiones inflacionistas, está estable en un 1,6% anual", ha señalado la ministra en un comunicado en el que recuerda que la bajada temporal de precios actúa "como un factor de consumo en el difícil contexto del incremento del paro”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad