60.000 personas más dejarán de trabajar este año en la construcción en Catalunya

stop

El sector se hundirá un 16%, seis puntos más de lo previsto

Sin título

07 de abril de 2009 (18:18 CET)

Si hace unos días el departamento de Medi Ambient i Habitatge, de la Generalitat de Catalunya ponía en la UCI al sector de la construcción en Catalunya, ahora son los contratistas de obras públicas los que rezan por él. Las cifras que presentan unos y otros no son iguales, pero la tendencia es la misma.

La construcción retrocedió el año pasado un 12% en Catalunya, arrastrada fundamentalmente por la caída de la edificación de obra nueva una caída que se acentuará aún más este año cayendo hasta un 16%, lo que traducido a puestos de trabajo son unos 60.000, según los datos facilitados este martes por la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya (CCOC).

Las últimas proyecciones del Departamento de Economía y Finanzas ya apuntaban que la construcción caería un 10% en 2009, pero la CCOC ha elevado esta cifra en seis puntos en un “ejercicio de coherencia”, en palabras de su presidente, Rafael Romero. Todo indica que el comportamiento recesivo de la construcción catalana se agravará durante el actual ejercicio hasta situarse a los niveles del 2002.

En Catalunya se iniciaron durante el año pasado 27.569 viviendas, una cifra que queda muy alejada de las 85.515 de 2007, y que se traduce en una caída del 67,8%. Por su parte, la licitación de obras cayó un 14%, una circunstancia que tendrá repercusiones sobre el conjunto de la actividad del año 2009.

El único segmento que mostró una variación positiva fue el de las obras de ingeniería civil, con un incremento del 6%, como consecuencia del aumento de la licitación de los años 2006 y 2007, que tuvo crecimientos del 62% y el 10,5%, respectivamente. Por su parte, los edificios de nueva construcción disminuyeron un 23%, mientras que la rehabilitación y mantenimiento de viviendas bajó un 2,5%.

Previsiones

Las caídas más importantes se darán en la edificación de obra nueva, que disminuirá un 29,4%, como consecuencia de la caída de la vivienda en un 36% y de la no residencial en un 20%. En cuanto a la rehabilitación, volverá a caer un 2,6%, mientras que la obra de ingeniería civil disminuirá un 5%, arrastrada por el descenso de la licitación oficial en 2008.

Romero cree que, a partir de ahora, los contratistas tienen que apostar decididamente por la rehabilitación y el mantenimiento de los parques de viviendas ya construidas. El presidente de la entidad ha comentado que la dificultad del acceso al crédito también afecta a las constructoras, más allá de la caída de la demanda.

Conseguir anticipos de las administraciones públicas equivalentes al del 20% del presupuesto de la obra antes de su inicio es la propuesta de la CCOC al respecto . Romero ha puesto el ejemplo del gobierno francés, que financia las obras para ayudar a las empresas a salir de la crisis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad