600 profesionales, en contra del recorte de derechos laborales

stop

20 de junio de 2009 (16:24 CET)

Los sindicatos mayoritarios, CC.OO. y UGT, se adherieron el viernes a un manifiesto firmado por unos 600 expertos, que sitúa el trabajo con derechos como el punto de partida para salir de la crisis y preparar el nuevo modelo productivo, frente a las diferentes propuestas de reforma laboral.

Así lo escenificaron los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, durante un acto solemne que contó con la presencia, entre otros, de algunos de los expertos que han suscrito esta propuesta para salir de la crisis, titulada 'El trabajo, fundamento de un crecimiento económico sostenible'.

Ambos líderes coincidieron en la necesidad de adoptar una posición proactiva frente a las propuestas de reforma laboral de la patronal, a la que acusaron, en el caso de Méndez, de mantener un "cerco asfixiante", y, en el de Toxo, de "ofensiva brutal".

Toxo advirtió de que, de aplicarse las propuestas de la patronal (contrato único con menor indemnización por despido, reducción de cotizaciones, etc), se produciría un "retroceso serio y gravísimo", no sólo en las condiciones laborales, sino también para el conjunto de la economía presente y futura.

Por ello, apostó por el trabajo como "fuente de riqueza y cohesión social" para salir de la crisis. "Necesitamos la hegemonía social frente a los que hacen tanto ruido", añadió el líder de CC.OO. para a continuación proponer como hoja de ruta un primer plan de choque para paliar crisis, reformar la negociación colectiva para ganar productividad y aumentar el protagonismo sindical en las empresas para garantizar la participación de los trabajadores en la organización del trabajo.

En cuanto a los expertos que han suscrito el manifiesto, fue el catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad Complutense, Fernando Valdés, quien resumió el espíritu del texto: "Es necesario reconstruir la economía de mercado dando al trabajo el protagonismo que nunca debería perder".

Dicho esto, desgranó los criterios de la propuesta, entre los que se encuentran, abordar cualquier reforma laboral a través de la concertación social, repensar las fórmulas de contratación para lograr una "estabilidad real" en el empleo, la "imprescindible" reforma de la negociación colectiva para que pueda adaptarse a los nuevos escenarios, y potenciar los servicios públicos de empleo mediante una mayor coordinación entre las administraciones.

Por su parte, el catedrático de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid, Santos Ruesga, quiso dejar claro que el manifiesto supone "una vía de solución a la crisis" y no una oposición a una reforma laboral. Sin embargo, recalcó que la crisis no tiene su origen en la regulación laboral, sino en el sistema financiero, y que es necesario recuperar el trabajo como eje conductor para salir de ella.

Lea aquí el manifiesto
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad