Abertis ganó en 2009 653 millones, un 5,6% más

Sin título

25 de febrero de 2010 (11:27 CET)

No todos los negocios ni todas las empresas reducen beneficios o incluso se anotan pérdidas. Existen sociedades a las que la crisis no castiga con fuerza. Una de ellas es la catalana Abertis, que preside Salvador Alemany, que obtuvo un beneficio neto de 653 millones de euros en 2009, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al ejercicio anterior, tras frenar la caída del tráfico de su cartera de autopistas, su primera fuente de negocio, informó el grupo.

   Los ingresos crecieron un 6,9% durante el pasado año, hasta los 3.935 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 2.435 millones, un 7,9% más.

   La compañía controlada por ACS y 'La Caixa' atribuye este resultado, además de a la mejora de los tráficos, a la calidad de sus activos, a la diversificación de negocios y geográfica del grupo y a sus mejoras de gestión y control de costes.

   En cuanto al tráfico de autopistas, durante el pasado año Abertis registró una reducción del 3,2% en la intensidad media diaria (IMD) de vehículos por las vías de pago que explota, principalmente por la caída del 7,4% registrada en las españolas. En Francia, los tráficos se mantuvieron estables y en Chile incluso crecieron un 1,8%.

Por áreas

   En cuanto a los datos de 2009, el negocio de gestión de autopistas en España, Francia y Chile aportó el 74,3% de los ingresos del grupo y el 85% de su Ebitda. En concreto, esta actividad facturó 2.923 millones, un 6,1% más, y contribuyó al beneficio de explotación con 2.068 millones.

   La gestión de activos de telecomunicaciones constituyó la segunda división por generación de facturación, y la que más creció, un 25%, hasta los 541 millones.

   Por contra, la división de aeropuertos redujo un 7,4% sus ingresos, hasta los 278 millones, y la de explotación de activos logísticos cayó un 32,1%, hasta 30 millones. Aparcamientos elevó sus ingresos un 11,3%, hasta 150 millones.

   Abertis cerró 2009 con una deuda neta de 14.590 millones de euros, superior en 531 millones a la de un año antes como consecuencia de la compra de activos de Itínere.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad