Abertis pierde el interés por el operador neutro catalán

stop

EL PROYECTO PASÓ DE 800 A 68 MILLONES

22 de agosto de 2010 (18:25 CET)

El grupo Abertis, que tiene una de sus patas centrada en las telecomunicaciones, ha descartado presentarse al concurso para gestionar el operador neutro catalán de telecomunicaciones, después de que la Generalitat lo haya reducido de manera significativa a una doceava parte de lo previsto inicialmente, indica Efe citando del sector.

Portavoces de Abertis señalaron el pasado viernes que el grupo pensaba seguir trabajando en su oferta durante el fin de semana, pero las fuentes antes señaladas han asegurado que la empresa finalmente no participará en el diálogo competitivo.
Por su parte fuentes de Telefónica dijeron que la operadora seguía el viernes trabajando en la oferta aunque otras fuentes del sector de telecomunicaciones dan por hecho que la gran operadora española tampoco formalizará su oferta mañana, cuando acaba el plazo para hacerlo.

Por su parte, los portavoces de Mediadro, que junto a la multinacional canadiense Axia, es el tercero en liza, no pudieron confirmar si su grupo se presentaría o no.

La Generalitat redujo a principios de agosto el proyecto del denominado "operador neutro" en Cataluña, que iba a competir con Telefónica en el sector de fibra óptica en aquellos mercados catalanes en los que sólo da servicio de banda ancha la compañía de César Alierta.

El concepto de operador neutro consiste en crear una red que de servicio en igualdad de condiciones a todas las empresas de telecomunicaciones en aquel territorio que la Generalitat considera imprescindible, y que actualmente no está cableado por Telefónica.
Con el nuevo diseño, la Generalitat limitó dicho operador a las sedes corporativas de la Generalitat y a una prueba piloto en las Terres de l' Ebre.

La inversión que originalmente era de 800 millones de euros quedaba en sólo 68 millones y se advertía en la Generalitat que "los resultados de este despliegue inicial determinarán cómo se desarrolla el resto del proyecto", que se hará extensivo al resto de sedes de la Generalitat y municipios de Catalunya.

Para Abertis, según las fuentes consultadas, la decisión de retirarse se basa en el cambio de dimensiones del proyecto, la reducción del alcance del mismo y el recorte en la masa crítica.
Esta rebaja no sólo se debe a la Generalitat, sino también a las limitaciones que impuso la Unión Europea al proyecto, según señalan las mismas fuentes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad