Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

S&P bendice la apuesta mexicana de Abertis

stop

La agencia S&P Global Ratings mantiene el aprobado a la compañía que preside José Aljaro tras la compra de uno de los principales operadores de México

Economía Digital

Autopista AP-4 de Cádiz a Sevilla, gestionada por Aumar (Abertis), cuya concesión termina a final de 2019. EFE

Madrid, 16 de octubre de 2019 (13:49 CET)

La agencia de calificación S&P Global Ratings ha valorado positivamente la compra de Red de Carreteras de Occidente (RCO) por parte de Abertis, confirmando la calificación BBB -equivalente a un aprobado- de la compañía que dirige José Aljaro. Según S&P, Abertis, que adquirió el pasado 12 de octubre el 50,1% de RCO por un importe cercano a 1.500 millones de euros tal y como adelantó Economía Digital, podrá afrontar con esta operación su estrategia para reponer la pérdida de flujos de caja derivada de la venta de varias concesiones por parte de la compañía. 

Los cálculos de la agencia de calificación apuntan a que RCO le generará a Abertis entre 300 y 350 millones de euros de ebitda -beneficio bruto de explotación- anuales, lo que según S&P podría ser suficiente para compensar el vencimiento de las concesiones (Aumar, a finales de año, y Acesa en 2021). Sin embargo, la agencia prevé cierto aumento del apalancamiento de la constructora. 

Abertis adquirió el 70% de RCO, uno de los mayores operadores de carreteras de México, a través de un consorcio con una filial del inversor institucional GIC al fondo norteamericano Goldman Sachs. Abertis se convierte en accionista mayoritario tras hacerse con el 50,1% del paquete y GIC el 19,9%, mientras que el 30% restante de RCO queda en manos de inversores mexicanos.

La operación, no obstante, sigue sujeta a los reguladores como es habitual en este tipo de procesos, aunque Abertis espera cerrarla de forma definitiva en la primera mitad de 2020 a través de una oferta pública de adquisición (opa). 

Con este movimiento, Abertis da un salto importante en su negocio en Latinoamérica, donde acumularía el 40% de su negocio. De los 3.924 millones de euros de beneficio ordinario que la compañía estima alcanzar en 2020 -cuando RCO ya esté integrada en sus resultados- 1.538 millones de euros corresponderían al negocio latinoamericano. El vencimiento de las concesiones de la AP-7 entre Tarragona y Alicante y de la AP-4 en Andalucía propiciaría que Latinoamérica representase hasta el 42% del negocio de Abertis. 

Sin embargo la adquisición de RCO tiene una cara 'B': el pasivo de Abertis crecerá aunque la firma pueda comprar la compañía sin aumentar su deuda, la afrontará a través de créditos y con su propia caja. Además, la deuda de RCO, que Abertis tendrá que sumar a sus balances, es de 1.1617 millones de euros, 4,3 veces su ebitda. 

Para afrontar los costes y poder equilibrar las cuentas, Abertis cuenta con más de 900 millones de euros que corresponden a la venta de Hispasat a Red Eléctrica Española (REE) en una operación -949 millones de euros por 89,7% del paquete- que además le permitió librarse de más de 285 millones de euros de deuda, que asumió REE.

Hemeroteca

Abertis
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad