Accionistas minoritarios demandan a los administradores del Frob en Banco de Valencia

stop

La Plataforma de Afectados sospecha de ocultación de información y mala praxis

El administrador del Frob, José Antonio Iturriaga

21 de diciembre de 2012 (14:31 CET)

Ante los últimos balances de Banco de Valencia que demuestran que el agujero de la entidad ha crecido en el último año bajo la gestión del Frob, la Plataforma de Afectados del Banco de Valencia ha decidido tomar cartas en el asunto y llevarlo a los juzgados.

Esta organización –que se ha creado recientemente para velar por los intereses de los pequeños accionistas-- está liderada por el abogado valenciano Guillermo Berzosa con la principal intención de que se esclarezca, sobre todo, las decisiones que se han tomado en el último año en el seno de la entidad tras la intervención en noviembre de 2011 y antes de que se adjudicara a Caixabank.

Ocultación de información

Para llegar hasta el fondo del asunto, la plataforma ha impuesto una demanda este jueves en el Juzgado de lo Mercantil de Valencia para pedir “la exhibición de los documentos o cuentas de la sociedad” porque considera que se ha ocultado información sobre el hecho de “haber formulado una comunicación ante la Comisión Europea en materia de ayudas de estado y haber obtenido autorización” porque no hay constancia de ello en la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV).

“Consideramos que en lugar de seguir el procedimiento normal se ha procedido de una forma muy urgente como si hubiera algún pleigro para el sistema financiero cuando no era así porque la entidad estaba intevenida”, según ha detallado Berzosa a Economía Digital.

Acciones en detrimento de la entidad

Asimismo, los accionistas minoritarios denuncian mala praxis por parte de los administradores del Frob encabezados por Jose Antonio Iturriaga Miñon porque en el último año de gestión las acciones han pasado de un valor de 93 céntimos a tan sólo 10 céntimos. “Los títulos han caído más de un 900%”, lamenta Berzosa.

Lo que tampoco entienden desde la Fundación de Afectados es que bajo la dirección del Frob hayan crecido de forma considerable las pérdidas pasando de los 1.000 millones a 6.340 millones. “Nos sentimos como si nos hubieran robado”, detalla el abogado valenciano. Además, asegura Berzosa, se han realizado varias quitas en el último año y se han autorizado operaciones que han podido ir en detrimento de Banco de Valencia.

Venta a Caixabank

Por otro lado, en la demanda judicial estos accionistas critican el procedimiento de adjudicación del Banco de Valencia a Caixabank, presidida por Isidro Fainé. “Nos consta que no ha habido comunicación a Europa de dicha venta y si, se ha informado, esa notificación tendría que estar en la CNMV y no se ha publicado”, detalla el portavoz de la Fundación, quien asegura que tomarán acciones penales si son necesarios para llegar al fondo del asunto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad