Acuerdo en la reunión contra la crisis del G-20

stop

Brown: “normas duras y castigos para los que no cooperen”

02 de abril de 2009 (18:03 CET)

Pocas horas después de iniciarse la reunión de los responsables de los países más desarrollados del mundo, el G-20, ha trascendido el primer acuerdo global tendente a buscar soluciones a la crisis. El primer ministro británico, Gordon Brown lo ha dicho con claridad: “habrá normas duras y castigos a los que no cooperen”.

El G-20 ha decidido incrementar los fondos de los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un billón de dólares, unos 743.000 millones de euros, con los que estas organizaciones  verán triplicados sus recursos.

En el pacto se incluye que el fondo puede vender sus reservas de oro para destinar los beneficios a planes de rescate de las economías de los países pobres.

Brown ha dicho también que se pondrán en marcha mecanismos internacionales de supervisión y nuevas reblas sobre pagas de bonos a los directivos de las grandes empresas.

Los reunidos han resaltado la unidad de criterios conseguida y han manifestado que esta unidad hará posible poner en marcha un esfuerzo fiscal que a finales de 2009 llegará a los 5 billones de dólares”

Sobre la obsesión de la delegación francesa, liderada por Sarkozi, para poner en marcha una lucha frontal contra los paraísos fiscales, el acuerdo es elaborar una lista de países no cooperantes, lo que supondrá “el principio del fin” de estos refugios del dinero no declarado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad