Acusan a Google de “optimizar fiscalmente” sus beneficios británicos en Irlanda

stop

En Gran Bretaña se paga un 28% y en Eire un 12,5%

Sin título

20 de abril de 2009 (17:55 CET)

Las empresas, y más si son multinacionales, intentan hacer lo que el exministro, Josep Piqué, denominó como “optimización fiscal”, para algunos eso significa minimizar lo que se ha de pagar al fisco y para otros se trata de buscar las fisuras legales que permitan pagar menos o no pagar.

Quizás por ello, Google podría haber incumplido sus obligaciones fiscales en el Reino Unido, desviando los beneficios de sus actividades en dicho país a Irlanda, según una investigación de la que se hace eco el diario The guardian.

Richard Murphy, el contable que ha realizado dicha investigación, asegura que los responsables del motor de búsqueda de Internet habrían desviado el 90% de sus beneficios británicos a Irlanda, donde el impuesto de actividades empresariales es del 12,5%, frente al 28% del Reino Unido, lo que habría supuesto un ahorro fiscal a la empresa de unos 112 millones de euros.

La investigación añade que la empresa ya habría utilizado dicha táctica en 2007 en Irlanda, evitando el pago de 133 millones de euros en aquel país, ya que entonces su filial irlandesa era propiedad de dos empresas que había creado en el paraíso fiscal de las Bermudas.

"Google es una de las empresas que contrata trabajadores británicos y utiliza la infraestructura y servicios locales, pero intenta pagar sus impuestos en otros países para reducir su factura fiscal. El Gobierno debe ser mucho más firme y evitar estas prácticas", subrayó Vince Cable, subsecretario del partido Liberal Demócrata británico.

La empresa ha hecho público un comunicado en respuesta a estas acusaciones en el que recalca que cumple con sus obligaciones fiscales en todos los países en los que opera, incluido el Reino Unido, y añade que da empleo a cientos de trabajadores británicos y de toda Europa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad