Sede del Banco de España, en Madrid

Adiós a los créditos subestándar, o normales o dudosos

stop

En las cuentas a presentar al cierre del primer semestre, los bancos ya deberán ajustar los cálculos a los nuevos criterios contables

Madrid, 15 de enero de 2016 (10:03 CET)

El Banco de España todavía no ha terminado redactar la modificación del Anejo IX de su circular contable para adaptar la normativa financiera española a la europea, pero una cosa parece clara. Los créditos subestándar, esos que suelen estar al corriente de pago pero con retrasos puntuales en la amortización de algún vencimiento y que solo existen en España, desaparecerán.

Según el calendario previsto, en las cuentas a presentar al cierre del primer semestre de 2016, las entidades financieras españolas, como el resto de las europeas, tendrán que distinguir los créditos entre normales y morosos.

Vigilancia especial

El asunto es una imposición de Bruselas que viene de lejos y que dará luz verde a una nueva nomenclatura, la de los créditos normales con vigilancia especial, que, en principio, no afectarán a los balances de las entidades españolas en gran medida, pues en estos tres últimos años las provisiones aportadas han ido ya en esa línea.

El supervisor busca allanar el camino hacia la convergencia entre la normativa española y comunitaria, que tradicionalmente han chocado ya que mientras la primera busca cubrir la pérdida incurrida, la segunda, la que ahora se pone en marcha, deber registrar la pérdida esperada a lo largo de toda la vida del crédito.

También desaparecerá la provisión genérica, que será sustituida por una provisión colectiva de cara a anticipar las pérdidas esperadas a un año vista de toda la cartera de préstamos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad