Agbar a los sindicatos: o pacto o ERE

stop

03 de marzo de 2010 (14:10 CET)

La primera reunión entre la dirección de Agbar y los sindicatos para discutir la intención de la empresa de recortar 203 puestos de trabajo de su plantilla, mediante prejubilaciones y despidos, no sólo no ha permitido acercar posiciones sino que ha encendido aún más los ánimos de los representantes de los trabajadores.

De hecho, los responsables Aguas de Barcelona, matriz del grupo Agbar, dejaron caer la posibilidad de que la empresa presente un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) “por motivos técnico-organizativos y de producción” si los sindicatos no aceptan los despidos previstos en el plan de reestructuración. La propuesta fue oral y no ha sido hasta hora presentada en ningún documento, tal y como pretenden los sindicalistas.

Las razones “organizativas” serían, en teoría, las únicas a las que la empresa podría recurrir, puesto que las económicas serían difícilmente justificables, ya que Aguas de Barcelona ganó el año pasado 26,5 millones de euros más que en 2008. El comité de empresa ha dejado claro, sin embargo, desde el primer día que no está dispuesto a aceptar ningún despido porque no hay ningún argumento que los pueda justificar.

Aparte de mencionar los resultados de 2009, los sindicatos recuerdan que Aguas de Barcelona “no es una empresa de producción, sino de servicios, y el consumo de agua aumentó en 2009” y, además, “no se ha hecho ninguna modificación tecnológica” que haga necesaria una reducción de la plantilla.

Así las cosas, el comité de empresa ha anunciado su intención de no acudir a ninguna otra reunión hasta que la compañía no retire los despidos de su propuesta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad