Agbar amenaza con rebajar a 40 euros por acción su oferta sobre Aigües de Sabadell

stop

BUSTOS MANTIENE LA OPOSICIÓN A LA OPA DEL GRUPO FRANCÉS

bustos

16 de septiembre de 2010 (19:01 CET)

Aguas de Barcelona (Agbar) ha reaccionado con presteza ante las decisiones de los accionistas de la Compañía d'Aigües de Sabadell (Cassa) de poner en venta uno de sus activos: la cartera de valores de una filial Ribatallada. Fuentes cercanas a Agbar amenazan con una reducción del precio actual ofrecido en la OPA hasta los 40 euros por acción. Ello supondría una segunda rebaja sobre los 71 euros iniciales, que luego se han rebajado hasta 55,65 euros. Esta cartera contiene 1,5 millones de acciones del Banc Sabadell. La valoración de esos títulos sería de aproximadamente 6,15 millones de euros.

El alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, que ostenta la representación del 23,64% del capital de Cassa, no se ha mostrado extrañado por las maniobras de la filial del grupo francés Suez. En declaraciones a Economía Digital, Bustos señaló: “Es probable que Agbar vuelva a bajar su oferta”. El primer edil de Sabadell relaciona este cambio con la decisión de enajenar, cuando sea oportuno, la cartera de Ribatallada.

El alcalde de la capital vallesana ha destacado la singularidad de Cassa como empresa mixta que tiene un compromiso público y privado con la ciudadanía de Sabadell y por extensión con el resto de poblaciones a las que la compañía presta servicio. “Nuestra posición no puede ser otra que la de preservar las condiciones a las que se ha vinculado desde siempre la compañía de aguas, tanto en el servicio como en aspectos como el compromiso de mantener el patrimonio, las condiciones laborales, la presencia sabadellense en los órganos de gobierno e incluso que las tarifas no suban por encima del IPC. Todo ello por encima de otras posiciones como el interés privado que puedan tener los accionistas actuales o futuros”.

Posición contemporizadora

Todo ello sin perjuicio de que el consistorio que preside Bustos quiera mantener una posición no beligerante con la empresa que ha hecho la OPA, que también es accionista de la compañía sabadellense. “Las condiciones del consistorio han sido aceptadas por escrito por Agbar”, recuerda Bustos, lo que no obsta para que el ayuntamiento no se plantee cambiar su posición opositora actual.

Con intención de quitar hierro a la confrontación, Bustos rectifica algunas de las apreciaciones que se hicieron en la última asamblea de accionistas, como que el precio del agua en la zona donde opera Agbar sea más elevado que donde opera la Companyia d'Aigües de Sabadell. “Esto depende de muchos factores, como la tasa que en el área metropolitana se paga para las desaladoras y también, claro por el compromiso que se tenga en el mantenimiento y la gestión del servicio”.

En todo caso, los accionistas de Cassa no han tenido ni tendrán, según Bustos, ningún contacto con la sociedad que ha hecho la OPA. “La ley lo prohíbe”, afirma el alcalde.

La situación actual entre el llamado núcleo duro de accionistas sabadellenses de Cassa es, según Bustos, de “expectativa” y de respeto a lo que es la legítima defensa de sus intereses.

El Grupo Cassa, que da servicio a más de 60 poblaciones, obtuvo un beneficio neto de 924.000 euros en el primer semestre, el 2,5% menos que durante el mismo periodo del ejercicio anterior. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admitió a trámite el 19 de julio la OPA de Agbar sobre el 100% del capital de la sociedad sabadellense.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad