Agbar diseña una Opa sobre Aigües de Sabadell

stop

Sin título

16 de enero de 2010 (12:47 CET)

Sólo han pasado unos días desde que Suez Environement se hizo con el control de Aguas de Barcelona (Agbar) y parece que ya se registran los primeros movimientos corporativos, como la posible OPA sobre Aigües de Sabadell, según publica el diario económico Expansión.

El grupo que dirige Àngel Simon prepara la formulación de una oferta pública de adquisición (opa) para hacerse con el control de Companyia d’Aigües de Sabadell (Cassa), donde ya es el segundo mayor accionista, con una participación del 10,65%.

Con una capitalización bursátil de 32,67 millones de euros, Cassa es el segundo operador del mercado del agua en Catalunya. Se trata de una empresa mixta participada por el Ayuntamiento de Sabadell que tiene la concesión para gestionar el ciclo integral del agua en la ciudad vallesana hasta el año 2048.

La empresa tiene también concesiones en otras poblaciones catalanas, así como en Aragón, Fuerteventura y Cabo Verde. En total, Cassa suministra agua a 60 municipios que suman 800.000 habitantes. En 2009, facturó 39,3 millones de euros –un 7,5% menos– y ganó dos millones.

La compra de Cassa es una vieja ambición de Agbar. La operación se ha insinado diversas veces en el pasado, pero ahora va camino de convertirse en realidad, según han explicado al rotativo económico fuentes próximas a las dos compañías. De hecho, Agbar –que tiene una orden de compra permanente en el mercado– duplicó en 2009 su participación en Cassa, hasta sobrepasar el 10% del capital con la compra de acciones a la gestora Pictet & Cie. Este movimiento contribuyó a que Cassa se revalorizara un 40% en bolsa en 2009.
El objetivo de Agbar es formular la opa sobre la totalidad de las acciones de Cassa que cotizan en bolsa, una vez culmine la operación corporativa en la que está inmersa actualmente el grupo, que dejará de cotizar en abril.

Bloqueo

Agbar intentó comprar Cassa antes del verano, pero la operación se bloqueó por la fuerte oposición que ejerció el presidente de la compañía, Xavier Bigatà. Las negociaciones y el posterior pacto alcanzado por Suez y Criteria para modificar el accionariado de Agbar frenaron también la adquisición, hasta que el consejo del grupo barcelonés decidió aplazarla definitivamente hasta después de la opa de exclusión.

Según las fuentes consultadas, la venta de Cassa cuenta ya con la la luz verde del alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, que es, además vicepresidente primero del consejo de administración. El alcalde socialista, sin embargo, ante la toma de control de Agbar por parte de Suez, podría haber dibujado una serie de condiciones a la transacción para asegurar no sólo la garantía de abastecimiento sino también la especial relación que la empresa tiene con la ciudad.

El Ayuntamiento posee actualmente el 23,64% de Cassa. De este porcentaje, el 20% no puede venderlo, ya que es la base de la empresa mixta que tiene la concesión. Sí que podría vender a Agbar y hacer caja con el otro 3,64% que ha comprando en el mercado.

La operación también la ven con buenos ojos Banco Sabadell y Caixa Sabadell, que cuentan con sendas participaciones del 5,6% y el 5,7%, respectivamente. Las dos entidades financieras no consideran estratégica esta participación y menos si Agbar se hace fuerte en el capital, aunque esperan que el precio sea atractivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad