Aguirre, a la contra de Zapatero

Sin título

21 de mayo de 2009 (18:16 CET)

La presidenta Esperanza Aguirre ha decidido por su cuenta y riesgo corregir, mejorar y aumentar algunas de las ayudas prometidas por el presidente español en el Debate sobre el Estado de la Nación. Así, la Comunidad de Madrid incrementará en un 20% la deducción autonómica por la compra de vivienda habitual nueva, que supone una tercera parte de la desgravación total. De esta medida  podrían beneficiarse hasta un millón de personas en los próximos años.

Por otra parte, Aguirre también ha anunciado la rebaja del impuesto de matriculación, que supondrá un ahorro para el comprador de hasta 900 euros. Esta rebaja se aplicaría mediante el abono de un cheque el equivalente al 20% del impuesto de matriculación hasta el 31 de julio. En el momento de adquirir un vehículo, el comprador rellenaría un formulario y, posteriormente, el concesionario lo remitiría al gobierno autonómico, quien enviará una carta certificada al domicilio del comprador con un cheque con el importe correspondiente al 20% del impuesto de matriculación abonado.

Pero las ofertas de la presidenta madrileña no se acaban aquí y también ha prometido la supresión del  recargo autonómico sobre el impuesto de actividades económicas establecido por Leguina en 1991 y que en su día el Partido Popular redujo un 20%. Aguirre propone ahora su supresión total. Esto supondrá que la Comunidad deje de ingresar 35 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad