Air Comet cierra

21 de diciembre de 2009 (20:59 CET)

La dirección de Air Comet ha comunicado este lunes al comité de empresa el cierre de la aerolínea debido a que un juez británico ha prohibido la venta de billetes y ha inmovilizado los aviones de la compañía, informaron fuentes sindicales. Este hecho ha obligado a la empresa a presentar un ERE para despedir a sus 640 trabajadores.

Las mismas fuentes explicaron que la dirección de la aerolínea contó a los sindicatos que Air Comet tiene una deuda por sus aviones que se eleva a 25 millones de dólares (17,2 millones de euros) con el banco alemán Nord Bank, razón por la que esta entidad presentó una demanda ante el juez de la Corte Suprema de Londres, que ha tomado la citada decisión.

Fuentes próximas a la dirección de Air Comet confirmaron a última del lunes que la compañía presentará concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) y el ERE después de que fuentes sindicales anunciaran que la aerolínea tenía inmovilizados sus aviones por decisión de un juez británico.

Air Comet no podía volar desde hoy porque el citado juez, integrante de la Corte Suprema de Londres, tomó la decisión tras admitir la demanda presentada por el banco alemán Nord Bank, con el que la aerolínea tenía un contrato por el "leasing" (alquiler) de su flota.

En concreto, según los sindicatos, la deuda con el banco de la aerolínea propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y del empresario Gonzalo Pascual, asciende a 25 millones de dólares (17,2 millones de euros). Fuentes del sindicato STAVLA, que representa a los tripulantes de cabina, explicaron que el juez decretó el pasado viernes que prohibiría desde hoy la circulación de los aviones si Air Comet no pagaba dicha deuda.

Las mismas fuentes señalaron que después del "trato" al que llegaron con Díaz Ferrán para desconvocar las huelgas que tenían previstas para este mes, el lunes se esperaba que buena parte de la plantilla, que en algunos casos lleva más de ocho meses sin cobrar, recibiera transferencias o pagarés por sus salarios de octubre y noviembre por un importe total de 300.000 euros.

Dichas transferencias no se han producido en la mayoría de los casos, ya que en algunos, especialmente en el caso de los "directivos", sí se han abonado salarios. Si se suma el retraso total de las nóminas, la deuda de la dirección con sus trabajadores asciende a siete millones de euros, siempre según los datos de STAVLA.

Los trabajadores también esperaban que Aviación Civil se hiciese cargo del pago de los sueldos hasta el próximo 7 de enero para garantizar que la aerolínea siguiera operativa al menos hasta ese día. Además de la paralización de los aviones, el juez británico ordenó a Air Comet que se prohibiera la venta de billetes desde el pasado viernes.

Tras conocer la noticia, trabajadores de la aerolínea han anunciado que van a acudir a la oficina de venta que Air Comet tiene en el aeropuerto madrileño de Barajas, entre las terminales T1 y T2, para protestar por el cierre de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad