Alemania sorprende con su crecimiento

stop

24 de noviembre de 2009 (17:14 CET)

Una de las locomotoras económicas de Europa comienza a ganar velocidad poco a poco. El PIB de Alemania creció un 0,7% en el tercer trimestre respecto al periodo precedente, aunque, en datos interanuales experimentó una contracción del 4,7%.

La subida del PIB de la principal economía europea confirma la tendencia al alza iniciada en el trimestre anterior, según los datos definitivos publicados este martes por la Oficina Federal de Estadística. En el segundo trimestre se había registrado ya un incremento del PIB del 0,4%.

Sin embargo, en la comparación interanual se percibe todavía con claridad el impacto de la crisis económica y financiera internacional sobre la coyuntura alemana: en comparación con el tercer trimestre de 2008, el PIB alemán se contrajo en un 4,7%. Esa caída es menor que la registrada en el segundo trimestre cuando, con respecto al mismo periodo de 2008, el PIB había bajado un 7%.

La recuperación incipiente en el tercer trimestre ha sido impulsada por el crecimiento de las inversiones, que en comparación con el trimestre precedente aumentaron un 1,5%.

Las inversiones en bienes de equipo registraron un crecimiento del 0,8 por ciento, incremento que adquiere una mayor dimensión si se tiene en cuenta que en los primeros tres meses del año todavía se había registrado una caída del 18,5%o con respecto al último trimestre de 2008. Aunque las exportaciones crecieron en el citado periodo en un 4,9% y las importaciones lo hicieron en un 6,5%. El consumo privado, en cambio, descendió en un 0,9%, mientras que el estatal aumentó en un 0,1%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad