Alemania tendrá su "banco malo"

13 de mayo de 2009 (17:38 CET)

El Gobierno alemán ha decidido ir al grano para atajar la crisis y ha tomado una medida drástica: crear un “banco malo” que impulse la regeneración del maltrecho sistema financiero. El proyecto prevé la elaboración de vehículos de inversión donde las entidades bancarias puedan deshacerse de sus activos tóxicos, cuyo volumen, según el organismo de supervisión bancaria BaFFin, asciende en la actualidad a unos 200.000 millones de euros.

El plan, de acogida voluntaria y destinado fundamentalmente a los bancos públicos, todavía debe ser aprobado por el Parlamento, pero todo apunta a que saldrá adelante, ya que los bancos alemanes están cargando con cifras astronómicas en activos incobrables que impiden una reactivación del crédito y empeoran la ya de por sí delicada situación económica.

Fuentes del Ejecutivo alemán han asegurado que el interés de la banca por el proyecto es significativo y han advertido de que el programa no requeriría de nuevos fondos. Las entidades financieras que opten por este modelo recibirán bonos de deuda que el Estado garantizará por un máximo de 20 años y, además, tendrán que responsabilizarse de parte de las pérdidas que acarreen los activos tóxicos irrecuperables.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad